El sexo y la cocaína ¿Qué efectos tiene sobre la sexualidad? | CITA Saltar al contenido

Llamada confidencial

937 91 80 08
mascotas

TRAE TU MASCOTA

El sexo y la cocaína

sexy y cocaína

¿Cuáles son los efectos de las drogas sobre la sexualidad?

La cocaína da lugar a un efecto controvertido en relación a la respuesta sexual ya que su consumo puntual para la práctica del sexo puede provocar un incremento de las sensaciones corporales. Pero, por lo contrario, si su uso es habitual, puede provocar disfunción eréctil o una erección dolorosa. Esto conllevará a una pérdida del deseo sexual. Por eso motivo, el sexo y la cocaína no es una buena combinación.

Se dice que la cocaína puede ser un potente estimulante sexual debido a su sensación de euforia al principio, pero lo cierto es que no lo es. La mayoría de los hombres adictos a esta sustancia, sufren disfunción eréctil.

El consumo prolongado de la cocaína provoca trastornos en la respuesta sexual, como ya hemos dicho antes, la disfunción eréctil, el bloqueo de la conducción nervios y movimientos convulsivos.

Los efectos a corto plazo de la cocaína hacen que el consumidor se sienta en la cima del mundo, más seguro que nunca. Y debido al efecto de “subidón”, se siente en un estado más energético y de ahí el incremento del deseo sexual. Pero lo cierto es que, este deseo, dura unos pocos minutos, ya que después de estos efectos de euforia que acabamos de comentar, vienen seguidos de una sensación de agotamiento y debilidad que dificulta drásticamente la capacidad de mantener cualquier relación sexual satisfactoria.

¿Mejora el sexo con la cocaína?

La cocaína es una de las drogas más vinculadas al sexo, ya que se dice que el sexo mejora con esta sustancia. Pero como hemos podido ver en el anterior punto, el efecto de euforia dura poco y en pocos minutos aparece un desinterés por el sexo y dificultades eróticas como ausencia de erección o erección dolorosa.  Esto pasa en ambos sexos, en la mujer existe una falta de concentración para poder excitarse y conseguir el orgasmo.

Mezclar drogas con sexo es un problema grave ya que te puedes llegar a acostumbrar a sensaciones no realistas, que puede que sean más intensas, pero lo cierto es que esas sensaciones son ficticias e irreales. En este caso, podemos lograr lo mismo sin necesidad de consumir ninguna sustancia, lo único que, hasta llegar a ese punto, es más complicado, pero es completamente factible hacerlo.  

¿Qué es el Chemsex?

El chemsex es un término que se aplica al consumo de drogas antes o durante de las relaciones sexuales. Normalmente este concepto se aplica a relación sexuales con diferentes personas bajo los efectos de sustancias estimulantes como la mefedrona, una droga muy adictiva.

Esta practica es muy peligrosa pero varios motivos. En primer lugar, aumenta mucho el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual. A parte de este peligro, al consumirse drogas, mayoritariamente muy adictivas, también puede provocar que los participantes caigan en una adicción de dichas sustancias.

Como hemos comentado anteriormente, la mefedrona, es la droga más común en este tipo de prácticas. Los efectos secundarios de esta sustancia pueden ser leves o graves. El consumidro puede presentar disminución del apetito, visión distorsionada, insomnios, aumento del ritmo cardíaco o psicosis, entre otros. La mefedrona ha sido prohibida en varios países de la Unión Europea, entre ellos España.

Clínicas CITA es un centro de tratamiento de adicciones totalmente experimentado con cualquier tipo de adicción. Podemos tratar adicciones a sustancias como sería la cocaína o bien comportamental como la adicción al sexo. Si crees que puedes tener dependencia no dudes en contactar con nosotros, te ayudaremos a recuperar tu vida.

Efectos sobre el sexo según la droga

A continuación listamos brevemente los efectos sobre la esfera sexual según la sustancia.

  • Tabaco. Esta sustancia es nociva para la potencia sexual por su efecto negativo a nivel del sistema circulatorio.
  • Alcohol. El alcohol puede dificultad una erección, dificultando así la práctica de la relación sexual, ya que esta sustancia inhibe ciertas partes del sistema nervioso.
  • Cannabis. Si el consumo es puntual, puedes sentir un aumento de placer, debido a que bajo sus efectos eres más sensible. Pero, el uso crónico de esta sustancia provoca la disminución de los niveles de testosterona lo que provoca una bajada del deseo sexual.
  • Drogas de diseño (speed, MDMA, LSD). Estas sustancias son euforizantes y producen cambios perceptivos del tiempo, por lo que la sensación de orgasmo es más larga. Pero debido a las alucinaciones, la propia experiencia sexual puede parecer confusa, tener una percepción negativa. Su uso crónico, puede causar ansiedad, ataques de pánico y trastornos mentales muy graves.
  • Heroína y opiáceos. En el hombre provocan alteración en el interés sexual, disfunción eréctil y retraso en la eyaculación. En la mujer es frecuente la disminución del deseo.
  • Cocaína. La cocaína tiene la fama de ser un fuerte estimulante sexual y que puede provocar disfunción eréctil, así como la pérdida del interés por el sexo.


    Política de privacidad


    Por favor, prueba que eres un humano seleccionando la bandera.

    Autor: Dr. Josep Mª Fàbregas

    Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Entradas relacionadas

  • Categorías