Centro de Tratamiento de Adicción al Móvil y a Internet | CITA Saltar al contenido

ASISTENCIA 24H

PREGÚNTANOS

937 918 008

INFORMACIÓN: 937 918 008

LLAMADA GRATUITA

ADICCIÓN A INTERNET ¿Cómo se trata y cómo evitarlo?

La adicción a Internet responde a un tipo de adicción asociada un terminal con conexión a internet. Esta adicción no tóxica entra dentro de las adicciones de comportamiento en el que se desarrolla un vicio incontrolable. En ocasiones, no llevar a cabo esta actividad comporta síntomas de mal estar, ansiedad e incluso trastornos.

El Dr. Fàbregas habla de los nuevos trastornos como ser adicto a internet y como abordar esta patología.

ADICCIÓN A INTERNET COMO CONSECUENCIA

La adicción a Internet va ligada a la adicción a las nuevas tecnologías, y es probable que se asocie a la adicción al móvil en muchos casos, incluso tenga un fuerte vínculo con la adicción al móvil como herramienta asociativa. 

El uso de Internet facilita en general la vida en la era digital, pero el problema surge a partir del uso nocivo que puede hacerse. Es decir, que los adictos a internet surgen como consecuencia del hábito desmedido de Internet.

Dedicar más tiempo a Internet del que requiere, incluso involucrarse de forma excesiva, llegando incluso a crear una personalidad o imagen a la que una persona puede volverse adicta, genera una doble vida irreal, que puede generar trastornos. 

La mayoría de pacientes asociados a la patología de la adicción a Internet son jóvenes en etapa adolescentes, cuando son más vulnerables. También cabe mencionar que cada vez más, la sociedad permite la entrada de adultos dentro del círculo de esta patología a medida que la sociedad desarrolla el comportamiento.

En España, se calcula que entre un 6 y un 9 por ciento de los usuarios habituales de Internet pueden generar una adicción a Internet o redes sociales.

SÍNTOMAS DE ADICCIÓN A INTERNET 

  • Evitar que la persona se acabe aislando de la familia. La solucionar más práctica a este tema es que para conectarse debe estar en una zona común de la casa, por ejemplo, el cuarto de estar, y siempre cerca de un adulto para establecer conversaciones. Evitar dejarles solo frente a Internet supone evitar que se encierren en si mismos, en  Internet o redes sociales, y el estar acompañado reduce la posibilidad de vacío emocional.
  • Cambiar la rutina, de tal forma que Internet pase a un segundo plano. Hay que hacerles generar interés por su día a día. 
  • Utilizar la comunicación y la pedagogía. Tener comunicación constante con el posible adicto a Internet o redes sociales es imprescindible para ver y detectar carencias o problemas que puedan generarle la necesidad extrema de conexión. 
  • Controlar la ansiedad, el rendimiento escolar o laboral. En el momento que parece obvio que la adicción está afectando en la vida del adicto, es muy recomendable ponerse en contacto con un centro de adicciones.

PROTOCOLO MÉDICO Y PSICOLÓGICO PARA EL ABUSO DE INTERNET

Evaluación y Diagnóstico Médico

Primeramente, siempre es imprescindible realizar una tarea de evaluación clínica del problema que se iniciará rellenando la historia clínica del paciente. Los profesionales recogen el máximo de datos sobre el uso y abuso de las nuevas tecnologías (Internet, chats, redes sociales, móvil…), y se estudian otros aspectos como el bienestar y salud mental la persona. Es decir, qué función desarrolla el uso de las redes sociales e internet en general en su vida. También es igual de importante identificar qué actividades lleva a cabo dentro de la Red, cuánto tiempo accede, y qué consecuencias tiene el no uso a nivel motivacional y de estado anímico en general. Así como las sensaciones por pasar mucho tiempo conectado y cómo influye y cómo ha influido esto en su vida cotidiana, entre otras cuestiones.

La evaluación clínica se completa mediante información acerca de su personalidad y entorno socio familiar del paciente. Este estudio previo nos aporta información acerca de los aspectos psicológicos o psiquiátricos que forman parte del problema.

Planificación Terapéutica

Posteriormente a la evaluación y al diagnóstico, en CITA diseñamos con el paciente un plan específico de tratamiento. Este incluirá los objetivos y aspectos a tratar, así las sesiones de trabajo terapéutico y cambio de hábitos.

Intervención Psicológica

Durante esta fase de intervención psicológica, se trabajarán aspectos psicológicos y de aprendizaje que pretenderá:

  • Aprender a organizar el tiempo de ocio y la gestión de la ansiedad u otras emociones sin emplear internet como fuente de refugio, evasión o alternativa al afrontamiento del problema subyacente.
  • Apreciar el estar solo o sola y poder hacerlo sin temor ni necesidad vinculada a Internet constantemente.
  • Generar confianza y autocontrol a la persona para que ella misma decida salir del automatismo y el uso y abuso perjudicial del móvil, internet o las redes sociales.
  • Construir una base de responsabilidad para resolver “problemas”, entender lo que significa y qué tipo de enfoque debe emplearse para el futuro.

CÓMO PREVENIR LA ADICCIÓN A INTERNET

  1. Limitar la actividad: Reducir el uso a ciertos momentos del día puede ayudar a no hacer uso en momentos puntuales que no lo requiera. Ejmeplos: mientras estudias, viendo una película, en un concierto, en reuniones, comidas familiares, etc… 
  2. Diversifica tu ocio: no ocupes todo tu tiempo libre con las nuevas tecnologías. Haz deporte, cambiar de hábitos y socializar ayudan a evitar la necesidad de usar Internet.
  3. Si mucha gente te dice: “Estas obsesionado” piensa que puede debas revisar el uso y frecuencia que le das a Internet.
  4. Control en adolescentes y niños, así como la ubicación del ordenador en lugares comunes (el salón, por ejemplo), analizar y controlar los contenidos, constituyen estrategias de interés y orientación de como les está afectando o si tienen algún problema.
  5. Busca ayuda profesional si la situación se ha vuelto incontrolable, sufres ansiedad u otros síntomas peligrosos, acudir a un centro como CITA para abordar el problema con especialistas, puede ayudarte a la larga.

TRATAMIENTO DE ADICCIÓN A INTERNET

El tratamiento de adicción a Internet suele requerir de una fuerte intervención desde la vertiente psicológica, pero en ocasiones es absolutamente necesario complementarlo con la psicofarmacológica, pues ambas actúan generando sinergías que facilitan el adecuado progreso terapéutico en el paciente.

TRATAMIENTO PSICOLÓGICO Y SOCIOTERAPÉUTICO

El tratamiento psicológico y socioterapéutico del trastorno de conducta por el abuso de Internet, nuevas tecnologías o a los móviles, se manifiestan en distintos contextos, tan distintos como la pluralidad del ser humano, además del entorno, su personalidad, los problemas que tenga y su forma de afrontarlos.

Por eso la guía psicológica va a ser tan importante en este proceso terapéutico. Los tratamientos que realizamos desde nuestro Centro de adicciones responden a una evaluación individual, con un programa personalizado, que pretende mediante las estrategias de intervención más eficaces, la mejora absoluta del paciente.

TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO PARA ADICTOS A INTERNET

El uso de la farmacología se decidirá en función de la gravedad y la repercusión del problema en la vida de la persona que padece esta patología.

En ese sentido, tal vez por estar relacionados más directamente con procesos biológicos,  la distorsión cognitiva, el déficit en el control de impulsos, la inestabilidad afectiva y el nivel de ansiedad, serán controlados por el médico paralelamente al psicólogo.

Así como en otras adicciones comportamentales, la adicción a internet pueden estar relacionada con altos niveles de tristeza, ansiedad o sus manifestaciones orgánicas (palpitaciones incómodas, sensación de falta de aire, “nudo en el estómago”, fases de sudoración…).

En función de cómo interfieran en la persona y afecten a su salud, pueden considerarse útiles los fármacos encaminados a disminuir estos episodios de intensidad y/o de impulsividad, los cambios de ánimo, etc. En este sentido los fármacos antidepresivos pueden mejorar (independientemente de que exista depresión o no) la impulsividad y los episodios de ansiedad elevada.

La distorsión cognitiva del paciente se aborda farmacológicamente con un tipo de medicamento conocido como “antipsicótico” y pretende disminuir la ansiedad e interpretaciones distorsionadas que generan el sufrimiento psicológico que presenta viviendo en una “realidad propia”, generalmente amenazadora de la que pretenden escudarse con el aislamiento o refugiándose en actividades solitarias como podría ser Internet, juegos online o el uso del móvil.

Es importante que el uso y prescripción de medicamentos sea mediante un médico psiquiatra especialista en este tipo de patologías y cuyo principal objetivo es lograr que la mejoría total del paciente.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

Autor: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

Entradas relacionadas

  • Categorías