¿Qué pasa si mezclas alcohol y diazepam? | CITA Saltar al contenido

Llamada confidencial

937 91 80 08
mascotas

TRAE TU MASCOTA

¿Qué pasa si mezclas alcohol y diazepam?

mezclar alcohol y diazepam

¿Qué es el diazepam y para qué sirve?

El Diazepam forma parte de los benzodiacepinas, tiene un efecto tranquilizante, sedante y antipsicótico. Su principal función es atenuar los síntomas de varias enfermedades, sobretodo de los trastornos de ansiedad, la abstinencia del alcohol y espasmos musculares.

¿Qué pasa si mezclas alcohol y diazepam?

Si estas con un tratamiento de diazepam y lo mezclas con alcohol, puede tener unas consecuencias muy graves. Ya que ambas sustancias tienen efectos sedantes centrales. Esta combinación puede llegar a ser letal, ya que ambas sustancias pueden generar una reacción química que derive en secuelas imprevistas ocasionando mareos, vómitos y en los peores de los casos, paros cardíacos, derrames cerebrales y hasta la muerte.

Los efectos de esta mezcla, son muy distintos si se trata de un bebedor social, un adicto al alcohol o bien son persona que prácticamente no consumen alcohol. Si este último caso, bebe una alta cantidad de alcohol inhibirá el metabolismo del medicamento. Pero, por lo contrario, un alto nivel de consumo de alcohol en persona que, con bebedores crónicos, aumentará el metabolismo del medicamento perdiendo su eficacia terapéutica.

¿Cuáles son los efectos secundarios del diazepam?

El diazepam puede ocasionar efectos secundarios. Informe a su médico si alguno de estos síntomas es intenso o no desaparece:

  • Somnolencia
  • Mareos
  • Cansancio
  • Debilidad muscular
  • Dolor de cabeza
  • Boca seca
  • Náuseas
  • Estreñimiento
  • Confusión
  • Dificultad para orinar
  • Micción frecuente
  • Cambios en el deseo o capacidad sexual

También puede haber otros efectos secundarios con consecuencias mucho más grave que los efectos listados anteriormente. Es muy importante que si detectas estos efectos, pidas ayuda a un médico ya que se tendrá que realizar un servició médico urgente.

  • Pérdida de control de los movimientos corporales
  • Temblor incontrolable de una parte del cuerpo
  • Dificultad para hablar
  • Respiración y latidos del corazón lentos

¿Cómo superar la adicción del Diazepam?

Los benzodiacepinas en general son unos medicamentos los cuales generan una adicción brutal, sobretodo si es un tratamiento a largo plazo, que no es lo recomendable. Si tienes que seguir un tratamiento con algún tipo de benzodiacepinas, es muy importante que sigas las pautas del médico, ya que sino puede tener graves consecuencias. También dicho tratamiento debe ser de corta duración, para evitar la posible aparición de la adicción.

En primer lugar, si no hemos empezado a tomarnos este medicamento, es importante que reflexionemos si realmente lo necesitamos o no. A pesar de que es eficaz en su principal objetivo es frenar los síntomas de ansiedad, sus efectos secundarios son algo que debemos tener en cuenta antes de empezar un tratamiento con benzodiacepinas.

Si estamos hablando que ya existe una adicción, la retirada tendrá que ser pautada por un psiquiatra o médico especialista. De este modo, se intentará minimizar los daños y el síndrome de abstinencia.

El tratamiento psicológico puede ser muy útil en estos casos, si tenemos herramientas mentales que nos faciliten la retirada del Diazepam, no experimentaremos unos síntomas adversos tan pronunciados. En este caso, la terapia psicológica estará orientada a enseñar técnicas de relajación y gestión emocional para controlar los síntomas de ansiedad que nos da el síndrome de abstinencia.

¿Cómo se debe usar el Diazepam?

Generalmente se toma 1 a 4 veces al día y se puede tomar con o sin alimentos. Siga atentamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta de su receta médica y pida a su médico o farmacéutico que le expliquen cualquier parte que no comprenda. Tome diazepam exactamente como se le indique. Es muy importante seguir las instrucciones de un médico experimentado, ya que este medicamento puede tener efectos adversos muy peligrosos.

Como acabamos de comentar, el diazepam puede ser adictivo. No tome una dosis mayor ni con más frecuencia; tampoco durante más tiempo del que su médico le indique.

Como en toda adicción, el organismo se acostumbra a vivir con dicha sustancia y acaba generando una tolerancia a largo plazo o por uso excesivo, lo que hará que el medicamento sea menos eficaz. Este medicamento se debe tomar de forma regular para que sea eficaz.

No dejes de tomar este medicamento sin hablar antes con su médico. Si repentinamente deja de tomar diazepam, es posible que experimente ansiedad, insomnio e irritabilidad. Su médico posiblemente disminuirá su dosis gradualmente.

Si tomas diazepam junto con otros medicamentos para controlar las convulsiones, no dejes de tomar diazepam sin hablar antes con su médico, incluso si experimenta efectos secundarios como cambios inusuales en el comportamiento o estado de ánimo. Si dejas de tomar diazepam de un día para otro puede ser peor. Lo recomendable es ir disminuyendo la dosis gradualmente.

¿Qué diferencias hay entre Lorazepam y Diazepam?

Ambos medicamentos son posiblemente los ansiolíticos más prescritos del país. Forman parte de las benzodiacepinas, fármacos con un alto nivel adictivo. Los efectos que provocan los dos son muy similares, pero alguna diferencia existe.

En cuanto al Lorazepam, normalmente se usa con la finalidad de mejorar los síntomas de ansiedad y el tratamiento del insomnio. También nos lo pueden recetar para el tratamiento de las crisis de ansiedad, ansiedad asociada a la depresión y dolores de cabeza.

Por otra parte, el Diazepam se prescribe cómo relajante muscular, como preanestésico y para el tratamiento del status epiléptico. También lo podemos ver en casos de temblores, alucinaciones debido al alcohol y también en casos de insomnio.


    Política de privacidad


    Por favor, prueba que eres un humano seleccionando la bandera.

    Autor: Dr. Josep Mª Fàbregas

    Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Entradas relacionadas

  • Categorías