¿Por qué no puedo dejar las drogas? | Tratamiento de adicciones CITA Saltar al contenido

Llamada confidencial

937 91 80 08
mascotas

TRAE TU MASCOTA

¿Por qué algunas personas no pueden dejar las drogas?

Por definición, los adictos son personas que tienen dificultad en dejar las drogas de forma permanente. Puede haber empezado a utilizarlas voluntariamente pero, o bien no creen que puedan dejarlo o bien no escogen voluntariamente dejarlo.

Al primer signo de problemas médicos, financieros o interpersonales, muchos consumidores ignoran, minimizan o niegan los problemas, o los atribuyen a alguna cosa distinta a las drogas.

Otros se pueden haberse dado cuenta de los problemas, pero valoran las ventajas de seguir consumiendo antes que los inconvenientes. A medida que los problemas crecen, muchos consumidores llegan a ser más ambivalentes y empiezan a vacilar en su decisión de tomar droga.

Uno de los factores en el mantenimiento dela droga es la creencia habitual de que acabar con el consumo de la droga producirá una serie de efectos secundarios intolerables.

Sin embargo, estos efectos varían enormemente de una persona a otra y de una sustancia a otra, y el impacto se amplía mucho por el significado psicológico ligado a los síntomas de abstinencia. Esos significados frecuentemente son más notorios que las propias sensaciones fisiológicas adversas.

Uno de los obstáculos principales a la hora de acabar con el consumo de una droga o la bebida, es la red de creencias que se centran alrededor de las drogas y el alcohol: ‘No puedo ser feliz a menos que consuma’, ‘Tengo más control cuando he tomado unas copas’. Una persona que está considerando acabar con el consumo de drogas o alcohol, tiende a sentirse cansada y ansiosa.

Los individuos adictos frecuentemente intentan por sus propios medios parar de consumir o beber. Sin embargo, cuando experimentan el craving se sienten desilusionados. Perciben sus sentimientos de desilusión y angustia como intolerables; cada vez les preocupa más el pensamiento: ‘No puedo soportar esta sensación’.

Por eso se sienten impulsados a ceder ante el deseo de consumir para ser capaces de disipar su sentimiento de pérdida y aliviar su pena.

Los pacientes suelen tener un conjunto de creencias que parece que llegan a ser más intensas cuando justamente deciden dejar de utilizar la droga.

Estas creencias se centran en la anticipación del estado de privación: ‘Si no consumo, no seré capaz de soportar el dolor o el aburrimiento?, ‘Seré infeliz’, o ‘Perderé amigos’

Otro conjunto de creencias se centra alrededor de la sensación de indefensión con respecto a la capacidad de controlar el craving: ‘El craving es demasiado fuerte’, ‘No tengo capacidad para poder parar’ o ‘Incluso si fuese capaz de parar, recaería otra vez’.

Estas creencias llegan a ser profecías que se acabarán cumpliendo. Como los pacientes creen que son incapaces de controlar su craving, tienen menos probabilidades de intentar controlarlo y, por tanto, se confirma su creencia de que están indefensos para poder superar su adicción.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.




    Autor: Dr. Josep Mª Fàbregas

    Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

    Entradas relacionadas

  • Categorías