Llamar a las drogas por su nombre | CITA Saltar al contenido

ASISTENCIA 24H

PREGÚNTANOS

937 918 008

INFORMACIÓN: 937 918 008

LLAMADA GRATUITA

Llamar a las drogas por su nombre

Nuestra sociedad clasifica artificialmente las distintas drogas que crean adicción, dando la falsa impresión de que el alcohol y la nicotina, dado que son drogas legales, no son tan peligrosas y causan menos adicción que las drogas ilegales. Incluso al usar o dejar de usar el término adicción reforzamos dicho error. Con frecuencia pensamos que los adictos pertenecen a una clase social baja y la palabra adicto nos remite al indigente, al yonqui y a las minorías de barrios humildes. Para referirnos a otro estatus socioeconómico usamos la palabra hábito en lugar de adicción. Un adicto al tabaco es un fumador empedernido pero no es un adicto a la nicotina y un adicto al alcohol alguien que no sabe beber, y quien necesita de la cafeína un cafetero y no un adicto a la cafeína o quienes son adictos a la cocaína la usan para trabajar o pasarlo bien.

La nicotina, el alcohol, la cafeína ni siquiera son habitualmente consideradas drogas y pocas veces se incluyen en las campañas contra las drogas. Sin embargo, no hay ninguna base para calificar de un modo distinto la adicción a las drogas legales en contraposición a las drogas ilegales.

Fármaco es cualquier agente químico que afecta a una función biológica. Los fármacos se han usado tradicionalmente para tratar o prevenir la enfermedad. Unos actúan en el cerebro, otros en los restantes órganos y algunos en varias partes del cuerpo simultáneamente. Una droga es un fármaco que actúa en el cerebro alterando el humor, los procesos mentales o la conducta. No hay nada en los fármacos como tales, incluso en las drogas psicotrópicas, que haga que a la gente les gusten o les fuerce a consumirlas. Sin embargo, hay algo especial en algunas drogas psicotrópicas. Estas drogas adictivas se definen por el hecho de que se auto-administran, repetida, compulsiva e incluso autodestructivamente.

La adicción a las drogas, considerada como una enfermedad, ha sido vista cada vez más durante este siglo como un tipo de conducta moralmente reprensible que los adictos podrían controlar si lo quisiesen e intentasen de verdad, pero el problema de la adicción es muy complejo, con múltiples causas, y requiere múltiples estrategias preventivas y múltiples tratamientos.


Por favor, prueba que eres humano seleccionando el carro.

Autor: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

  • Categorías