La verdad sobre las bebidas energizantes | CITA Saltar al contenido

Llamada confidencial

937 91 80 08
mascotas

TRAE TU MASCOTA

La verdad sobre las bebidas energizantes

bebidas energizantes

El principal uso de las bebidas energizantes es para concentrarse, rendir más o bien mantenerse despiertos durante largas jornadas de trabajo o estudio. Lo cierto es, que muy poca gente conoce que sus riesgos son muchos mayores que sus supuestos beneficios.

En los últimos años las ventas de este tipo de bebidas se han disparado muchísimo. El motivo es que usan en todos los ambientes. Como hemos comentado anteriormente, estas bebidas la usan los deportistas para tener un rendimiento mayor a la hora de competir. También la usan los estudiantes, para mantenerse despiertos en sus larga jornadas de estudio. Y el peor de los casos, este tipo de bebida se mezcla con el alcohol en las fiestas.

¿Cuáles son los efectos secundarios de las bebidas energizantes?

Son muchos los efectos secundarios que puede generar este tipo de bebidas, entre los principales:

  • La cantidad de cafeína en este tipo de bebidas no esta regulado por lo que es muy mayor que en cualquier otro refresco carbonatado. El consumo excesivo de cafeína puede conducir a efectos negativos para la salud como, por ejemplo, náuseas, alteraciones del sueño, problemas cardiovasculares y nerviosismo.
  • Las bebidas energizantes pueden causar complicaciones médicas provocando series problemas de salud para niños que sufren convulsiones, anomalías cardíacas, trastornos del humor y del comportamiento.
  • Estas bebidas llevan una cantidad enorme de azúcar. Esto puede causar decadencia dental. Y como es obvio, al tener tanto azúcar, también conduce al aumento de peso y obesidad.
  • Por último, pero no menos importante, también provoca una pérdida de densidad ósea. La alta cantidad de cafeína que llevan estas bebidas puede interferir con la absorción de calcio en el cuerpo.

¿Qué tan dañinas son las bebidas energizantes?

Lo cierto es que las bebidas energéticas son incluso peores de lo que nos pensamos. Lo que provocan este tipo de bebidas es la disminución de la función de los vasos sanguíneos.

El problema de estas bebidas es su combinación de ingredientes ya que podemos encontrar altas cantidades de cafeína, taurina y azúcar entre otros. La sobredosis de cafeína puede causar palpitaciones cardíacas, náuseas, convulsiones, acidosis metabólica e incluso la muerte.

Los adultos que consumen este tipo de bebidas, aumentan muy rápidamente las probabilidades de tener hipertensión y diabetes tipo 2. El principal problema es que estas bebidas se toman frías y normalmente el consumo es mucho más rápido que un café. Al consumirse tan rápidamente, el organismo recibe un aumento brutal de cafeína de golpe, pudiendo así, desencadenar un ataque cardíaco.

¿Qué pasa si tomo muchas bebidas energizantes?

Como hemos podido ver, el consumo de bebidas energizantes se está utilizando en muchas situaciones dónde realmente no es necesario. La idea de estas bebidas era para deportista, ya que con su consumo mejorarían dicha práctica.

El consumo continuado de estas bebidas es muy peligroso y puede traer consecuencias graves para nuestra salud. Sobretodo en la juventud, estas bebidas son consumidas por simple moda, sustituyendo a los zumos o refrescos de toda la vida.

Si se consume estas bebidas, debe haber una pérdida de minerales, la cual encontramos en la práctica del deporte. Por eso, si practicas deporte y te tomas una bebida antes de la práctica no es tan perjudicial. El problema viene cuando se consume la bebida, pero después no hay ninguna práctica física la cual puedas perder estos niveles de minerales.

Tampoco es recomendable tomar las bebidas energizantes después de la práctica del deporte ya que en este caso nuestro cuerpo recibiría un aporte extra de minerales.

Los más recomendable es deshacernos de este tipo de bebidas de nuestra dieta habitual, ya que como hemos podido comprobar, dañan más a nuestro organismo que no aportan beneficios.

¿Qué pasa si se mezcla bebidas energizantes y alcohol?

Como bien dice el nombre, un energizante es una bebida que contiene sustancias estimulantes por tal de evitar la fatiga y el agotamiento. Principalmente estas bebidas llevas cafeína, carbohidratos y taurina.

El principal motivo por el cual esta mezcla es muy mala por el organismo es debido a que el alcohol es un neurodepresor y las bebidas energizantes son neuroestimulantes. La cafeína camufla el efecto del alcohol y de esta manera el nivel de embriaguez no parece tan alto como realmente es. Por lo que se produce una falsa sensación de control cuando en realidad no es así.

Al parecer que tenemos el control y que el nivel de embriaguez es aceptable, puede provocar situaciones donde nos llevará a ingerir mayores cantidades de alcohol. Ya que, a pesar que las bebidas energizantes camuflen los efectos del alcohol, el nivel en sangre esta ahí, y sus efectos repercutirán en nuestro organismo apareciendo todos de repente.

Efectos adversos de las bebidas energéticas en niños

Para los niños este tipo de bebidas tiene un alto riesgo ya que puede generar unos efectos adversos muy graves. Es muy importante controlar que los niños no beban este tipo de bebidas y, viendo a deportistas de alto nivel que lo hacen puede provocar que los niños quieran copiarles y consumir este tipo de bebidas.

Puede provocar una intoxicación de cocaína, ya que estas bebidas llevan una alta cantidad de cafeína y el cuerpo de un niño no está acostumbrado. Estos son los diez mayores riesgos para los niños que consumen estas bebidas:

  • Menor sensación de bienestar
  • Trastorno del estado de ánimo
  • Baja autoestima
  • Peor rendimiento escolar
  • Mala calidad del sueño
  • Exacerbación del asma
  • Obesidad infantil
  • Aumentos de la tensión arterial
  • Incremento indeseable de la glucemia
  • Posible interacción con medicamentos que tome el niño
  • Problemas dentales y óseos
  • Pueden agravar afecciones cardíacas preexistentes


    Política de privacidad


    Por favor, prueba que eres un humano seleccionando el camión.

    Autor: Dr. Josep Mª Fàbregas

    Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Entradas relacionadas

  • Categorías