INFORMACIÓN: 937 918 008

LLAMADA GRATUITA

ASISTENCIA 24H

¿Qué es el Craving? ¿Cuándo aparece? ¿Cómo se afronta?

Home/Noticias/¿Qué es el Craving? ¿Cuándo aparece? ¿Cómo se afronta?

¿Qué es el Craving? ¿Cuándo aparece? ¿Cómo se afronta?

El concepto de craving no tiene una única definición, aunque la mayoría de los autores lo describen como la experiencia subjetiva de deseo intenso o necesidad imperiosa de consumir una determinada sustancia adictiva. A menudo se sigue utilizando el término anglosajón craving por la dificultad de su traducción exacta al castellano (deseo por la droga, querencia, impulso, necesidad de consumo…)

¿Qué es y qué causa el craving?

Se define como la urgencia o fuerte deseo de consumir una droga, se caracteriza por un deseo intenso de consumir una sustancia que, si no se realiza, produce un poderoso sufrimiento físico y/o mental. En los trastornos adictivos es habitual que aparezca el craving, con distintos niveles de intensidad y relevancia. Tenerlo es una causa frecuente de la recaída.

La definición de craving más aceptada es la del deseo de experimentar los efectos de una sustancia psicoactiva que ya ha sido probada previamente.

Características del craving: Sólo podemos conocer el craving a partir de la definición que de él nos hace cada sujeto, mueve a realizar una conducta e implica anticipar la obtención de unos resultados positivos.

El craving es un componente importante de la dependencia a las drogas, puesto que tiene un papel muy importante en las recaídas y en la continuidad del consumo posterior, ya sea tras largos periodos de abstinencia como durante el propio tratamiento de abstinencia y rehabilitación.

Hay que tener en cuenta que el craving es un fenómeno que forma parte de la adicción a sustancias, que el deseo de consumir la sustancia va a aumentar cuando el sujeto se enfrenta a estímulos asociados a dicho consumo y que uno de los objetivos en el tratamiento de una adicción debe ser interrumpir la relación de causalidad entre craving y recaída.

El problema para su evaluación es que es un impulso subjetivo. Su evaluación es subjetiva o mediante escalas elaboradas para medirlo.

Qué diferencia al craving del síndrome de abstinencia

El craving aparece pronto tras la abstinencia y puede mantenerse durante un largo periodo de tiempo, mientras que el síndrome de abstinencia tiene una duración más limitada en el tiempo. De hecho, el craving varía a lo largo del día, aumentando en las primeras horas de la tarde. Por el contrario, el síndrome de abstinencia tiene un curso temporal bien definido, suele aparecer entre las 24 y 48 horas y finaliza a las 3 o 4 semanas.

El síndrome de abstinencia es producido únicamente por la abstinencia, mientras que el craving puede ser inducido por estímulos relacionados con la sustancia, por estados emocionales y por la abstinencia.

¿Hay distintos tipos?

El craving como respuesta a los síntomas de la abstinencia: Cuando se experimenta la disminución del grado de satisfacción que se encuentra en el uso de la droga y un incremento de sensación de malestar interno cuando se deja de consumirla.

El craving como respuesta a la falta de placer: Cuando se siente aburrimiento o no se tienen habilidades para encontrar formas pro-sociales de divertirse, por lo cual se desea mejorar el estado de ánimo “auto-medicándose”.

El craving como respuesta “condicionada” a las señales asociadas con drogas: Cuando los pacientes asocian ciertos estímulos (un número telefónico, un nombre, etc.) condicionados por una intensa recompensa obtenida de la utilización de drogas, lo que induce a un craving automático.

El craving como respuesta a los deseos placenteros: Cuando el paciente combina una experiencia natural placentera con el uso de drogas (por ejemplo, el sexo y las drogas) Se manifiesta el craving al realizar la actividad natural sin el uso de drogas, ya que el placer experimentado es incomparable al placer obtenido cuando se combinaba con la droga.

Tipos de craving 

El que aparecería durante la fase de consumo y desaparecería al abandonarlo.

El que aparecería en el mes posterior al cese del consumo y se desencadenaría por síntomas corporales o pensamientos.

El que aparecería hasta dos meses después del cese del consumo y estaría caracterizado por inquietud y un sentido falso de confianza de que ya no se desea la droga.

El condicionado a señales externas e internas, que permanecería hasta dos años después del cese del consumo y estaría desencadenado por estímulos externos (señales visuales, olfativas, sonidos) e internos (pensamientos, sensaciones).

Modelos de craving

Los modelos psicológicos del craving son diversos, tanto conductuales como cognitivos. Algunos autores proponen un modelo cognitivo en el que el craving y el consumo son independientes. El consumo estaría controlado por procesos mentales automatizados y el craving por procesos mentales no automatizados. Así, si la persona no quiere dejar de consumir, el craving va a potenciar el consumo. Pero si se quiere dejar de consumiré, el craving va a interferir en ese deseo de mantener la abstinencia. En la misma línea, hay autores que consideran que hay dos tipos de craving: el anhedónico y el condicionado. El anhedónico es el deseo de consumo que aparece en una situación de aburrimiento, para sentirse mejor. El condicionado es el deseo de consumo que aparece ante un estímulo asociado a consumos previos. Este tipo es muy frecuente entre los consumidores de estimulantes porque reviven las experiencias agradables asociadas al consumo.

El modelo biológico del craving predice que éste es muy alto durante la privación aguda de la sustancia y en individuos con niveles altos de dependencia. A lo largo del tiempo, a medida que la persona progresa en su trayectoria adictiva con esa sustancia, surgen conexiones importantes entre el estado de ánimo negativo, el craving y el consumo de la sustancia. Esa persona nota rápidamente que consumiendo la sustancia alivia el estrés y los estados emocionales adversos. El alivio del estrés y el abatimiento a través del consumo de la sustancia puede inducir condicionamiento clásico, de modo que el craving se convierte en una respuesta consistente al estrés y a los estados de ánimo negativos.

La clínica indica que el craving de una sustancia (nicotina, alcohol, cocaína, etc…) es difícil de aguantar debido a su inicio temprano, persistencia y gravedad. Claramente, el craving y el afecto negativo contribuyen a la recaída, de ahí que sea necesario conocerlo, manejarlo y que la persona pueda hacerle frente efectivamente.

¿Cómo afrontar el craving?

El craving es posiblemente el concepto más estudiado y el más pobremente conocido en las adicciones. Ponerse en manos de profesionales de Cínicas CITA ayudará al paciente a superar con un tratamiento de adicción que suponen las drogas.

A pesar de que el craving producido por una droga ha sido definido en numerosas ocasiones, hoy sigue el debate sobre cuál es la mejor manera de definirlo. Esto no ha impedido que se haya convertido en uno de los síntomas para el diagnóstico de trastorno por consumo de sustancias. Por ejemplo, existe controversia sobre si el craving debería ser considerado como un síntoma válido del síndrome de abstinencia de la nicotina: en ocasiones, sí se considera parte del síndrome de abstinencia, pero otros autores lo consideran por separado.

Generalmente, el craving es un deseo o necesidad irresistible de consumo de una droga. Es una experiencia subjetiva, en el sentido de que uno debe ser consciente del deseo para el ansia. La necesidad irresistible de consumo (craving) se observa en la mayoría de los pacientes con dependencia de sustancias.

En algunas sustancias, como en el tabaco, se ha sugerido que el craving podría ser uno de los predictores más sensibles y consistentes del comportamiento de fumar y de la recaída en el tabaco. Sin embargo, no todos los estudios muestran que las recaídas ocurren en presencia de un craving intenso; algunas recaídas ocurren cuando los fumadores están experimentando poco o ningún craving.

Por otra parte, los fumadores menos dependientes, que tienen tanto menos craving como menos síndrome de abstinencia de la nicotina, tienen más probabilidades de recaer en presencia de estímulos concretos como, por ejemplo, en presencia del alcohol. Esto sugiere que los estímulos ambientales juegan también un papel importante en la recaída.

El craving aparece como un aspecto central de los programas de prevención de la recaída; el motivo es que, si no se maneja adecuadamente el craving en el tratamiento, o una vez finalizado el mismo, la probabilidad de que la persona recaiga es alta.

By |Categories: Noticias|Comentarios desactivados en ¿Qué es el Craving? ¿Cuándo aparece? ¿Cómo se afronta?
CENTRO TRATAMIENTO DE ADICCIONES CITA

Centro Tratamiento de Adicciones CITA