INFORMACIÓN: 937 918 008

LLAMADA GRATUITA

ASISTENCIA 24H

¿Por qué el cannabis afecta más a los jóvenes?

Home/Cannabis y Marihuana/¿Por qué el cannabis afecta más a los jóvenes?

¿Por qué el cannabis afecta más a los jóvenes?

  • Por qué el cannabis afecta más a los jóvenes

Muchos adolescentes aseguran que el cannabis, a diferencia de otras drogas, no engancha. Y las creencias de estos jóvenes son compartidas por un amplio núcleo de la población. Su módico precio, la facilidad para conseguirlo, una imagen amable pese a sus nocivos efectos y la permisividad social convierten el cannabis en una droga de consumo sencillo e iniciático.

Quizás por todo esto, la Encuesta Domiciliaria sobre Alcohol y otras Drogas revela que casi uno de cada cinco jóvenes de entre 15 y 34 años admite haber fumado porros durante el último año, un porcentaje que es de 12,2% si el periodo de tiempo se reduce a los últimos 30 días. Además, el 36% de las personas que se han iniciado en el consumo de cannabis durante el último año son menores de edad, un dato que refleja la tendencia al alza y el tirón de esta sustancia entre los más jóvenes.

El cannabis se ha convertido para ellos en algo casi inocuo, similar a la nicotina. Sin embargo, sus efectos resultan devastadores para la salud. Puede provocar adicción y aumenta el riesgo de caer en sustancias aún más peligrosas o sufrir una enfermedad mental. Veamos algunos de sus efectos:

-Trastorno en el conocimiento: El consumo de cannabis en personas menores de 18 años, con un sistema nervioso aún en desarrollo, suele tener graves consecuencias sobre la salud mental, porque afecta directamente a la cognición, que es la capacidad del ser humano para conocer a través de los órganos de percepción.

– Adicción: Otra de las principales preocupaciones por su uso es la adicción. Un 12% de los consumidores de cannabis se hacen dependientes y son los jóvenes quienes más riesgos corren de acabar enganchados. Estos datos indican que esta droga es, en cualquier caso, menos adictiva que otras sustancias de uso frecuente, como la nicotina, que tiene una tasa de adicción del 32%; la heroína, con un 23%; la cocaína, un 17%, y el alcohol un 15%.

– Síndrome amotivacional: Hay un porcentaje de personas que, fumando a diario, desarrollan el síndrome amotivacional, que se caracteriza por la apatía, la falta de ganas y el poco interés que tiene el joven en relacionarse con los amigos y la familia.

– Mayor riesgo al volante: Ponerse a los mandos de un vehículo después de haber consumido cannabis puede tener consecuencias fatales. Se ha demostrado que esta substancia altera la percepción del entorno, provoca somnolencia, aumenta el tiempo de reacción y disminuye la capacidad de reconocer los riesgos en la carretera. Con el consumo combinado de cannabis y alcohol, algo habitual, los efectos son una suma tremenda y la conducción se vuelve mucho más peligrosa.

– Cambios de carácter: El consumo frecuente de hachís provoca cambios de carácter, principalmente en menores, y, por consiguiente, deteriora la convivencia en el hogar..

– Psicosis: El consumo habitual de esta droga también favorece la aparición de fenómenos psicóticos, sobre todo, en aquellas personas que han comenzado a fumar marihuana durante la adolescencia o tienen familiares con trastornos de este tipo.

– Esquizofrenia: El consumo de cannabis favorece el inicio precoz de la esquizofrenia, que es la forma más grave de pérdida de contacto con la realidad. Los menores de 18 años son quienes más posibilidades tienen de desarrollarla. Los efectos dependen de la dosis, pero fumar habitualmente ya es un factor de riesgo incluso en pequeñas cantidades.

– Provoca hambre y sueño: Uno de los efectos mejor conocidos de la marihuana, es el hambre voraz que suscita poco después de consumirla, provocando un antojo especial por los dulces. El consumo de hachís también provoca somnolencia. La abstinencia, en cambio, origina insomnio.

– Afecta a embarazadas y a la calidad del esperma: Otro de los efectos negativos del consumo prolongado de marihuana es que reduce la cantidad y calidad del esperma.

– Complicaciones físicas: El uso prolongado también puede producir complicaciones crónicas que afectan al sistema respiratorio, provocando irritación bronquial y pulmonar. El cannabis dilata los bronquios. La exposición prolongada se asocia con bronquitis obstructiva y con un aumento de riesgo de cáncer de pulmón. También son frecuentes la tos crónica y la reducción de la capacidad pulmonar si el consumo es repetido.

By |Categories: Cannabis y Marihuana|Comentarios desactivados en ¿Por qué el cannabis afecta más a los jóvenes?

About the Author:

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.
CENTRO TRATAMIENTO DE ADICCIONES CITA