INFORMACIÓN: 937 918 008

LLAMADA GRATUITA

ASISTENCIA 24H

Cómo saber si soy adicto al alcohol

Home/Alcohol/Cómo saber si soy adicto al alcohol

Cómo saber si soy adicto al alcohol

  • Cómo saber si soy adicto al alcohol

Hoy os queremos presentar un contenido sobre el alcoholismo en todas sus etapas y terrenos. ¿Qué opina la OMS del alcoholismo? ¿Cómo trata el mercado del alcohol a los jóvenes? ¿Qué provoca realmente la adicción al alcohol? Sigue leyendo y sabrás el por qué y el como te todo esto.

¿Y cómo saber si soy adicto al alcohol?

Responder positivamente a alguna de las preguntas de un test estándar nos puede ayudar a determinar si tenemos un problema con el alcohol y debemos buscar la ayuda profesional de una clínica de desintoxicación para una posterior deshabituación del alcohol.

¿Necesitas beber alcohol diariamente? ¿Perjudica el alcohol tu trabajo o los estudios? ¿Bebes más que antes o más de lo que quisieras? ¿Tu entorno te ha advertido que bebes demasiado?¿Mientes al referirte a tu consumo de alcohol? ¿Beber perjudica a tu pareja, a tu familia o a tus amigos? ¿El consumo de alcohol te acarrea problemas de salud? ¿Te gustaría dejar de beber pero no puedes?

El Alcoholismo en jóvenes

Además, los jóvenes cada vez beben más y empiezan a beber alcohol a una edad más temprana y cada vez se reduce más la media de edad de las personas que ingresan para desintoxicarse del alcohol. Entre las razones que incitan a ingerir alcohol en la adolescencia, destacan fundamentalmente la búsqueda del contacto social y sexual, disfrazar nuestras inseguridades y carencias o alcanzar una euforia que no obtenemos espontáneamente.

¿Qué provoca la adicción al Alcohol?

Lo que provoca una adicción como la del alcohol, no es la sustancia química ni el hecho de que esta sustancia provoque un síndrome de abstinencia, ni el modo en que pueda afectar el alcohol a nuestro cerebro. La verdadera causa de la adicción tiene que ver fundamentalmente con nosotros mismos. Por eso, la labor fundamental en una clínica de tratamiento de la adicción al alcohol es una terapia que permita indagar en las razones de nuestro abuso.

Es cierto que una persona no puede convertirse en adicta si no empieza a tomar alcohol, pero también es poco probable que siga ingiriéndolo si no obtiene del alcohol ningún beneficio. En el caso concreto del alcohol, lo que buscamos al consumirlo es vivir en un mundo sin problemas y sin dolor, ya que el alcohol nos permite adormecer los conflictos. Generalmente, el alcohólico busca también la compañía de los demás y el alcohol destruye las barreras y las inhibiciones y provoca la sensación de pertenecer a un grupo. Y si para ello se adopta un patrón de conducta de gran bebedor y mucha reiteración, se puede llegar a ser un adicto.

¿Qué es la intoxicación Alcohólica?

La intoxicación alcohólica puede conducir al coma alcohólico y a la muerte. Y un consumo crónico de alcohol produce dependencia física. Cuando alguien ha estado bebiendo durante un largo tiempo y abandona el hábito abruptamente, el síndrome de abstinencia puede ser grave e incluso mortal.

En la actualidad, el alcohol provoca la intoxicación más común y es el primer motivo de ingreso en las clínicas de tratamiento de adicciones.

La Cultura del alcohol

Entre los antiguos griegos y romanos, la embriaguez antes de la denominada segunda edad era una práctica mal considerada socialmente; hasta los cuarenta años, el vino se tomaba mezclado con agua. El consumo de alcohol estaba asimismo mal visto entre las mujeres, a diferencia de lo que ocurría entre celtas y germanos, entre los que, además, la ingestión de bebidas alcohólicas se permitía desde la adolescencia.

En el ámbito religioso, el vino, despreciado por el budismo y el islamismo, alcanzó notable consideración entre los judíos; el cristianismo lo consideró punto de partida para la transubstanciación en la sangre de Cristo.

Actualidad del alcoholismo

Hoy en día, el alcohol goza de gran aceptación social y resulta, en general, bastante accesible. Se encuentra asociado a hábitos alimenticios y de diversión, e incluso, en algunas ocasiones, se vincula a determinados ritos de paso a la vida adulta.

Aproximadamente un 14% de la población adulta presenta dependencia alcohólica, por lo que el alcoholismo se ha convertido en una lacra social que motiva la mayor parte de demandas de ayuda en los centros de tratamiento de las adicciones.

El alcoholismo es más frecuente en hombres que en mujeres, en una proporción de 5 a 1. La mujer tiende a retrasar el momento de inicio de la ingesta de alcohol con relación al hombre y, consecuentemente, los trastornos asociados también aparecen con posterioridad.

Hoy, la edad en que los jóvenes comienzan a ingerir alcohol es cada vez más temprana. La gran mayoría de los menores de veinte años toman bebidas alcohólicas, lo que motiva numerosos ingresos por intoxicación aguda en el servicio de urgencia de los centros hospitalarios.

Tipos de bebidas alcohólicas

Dentro de las bebidas alcohólicas podemos distinguir tres tipos en función de su graduación. En primer lugar, se encuentran las llamadas ‘sin alcohol’, por ejemplo algunas cervezas que, a pesar de ser anunciadas como no alcohólicas, tienen una graduación de 0,8 a 1 grados.

Las de graduación intermedia son bebidas fermentadas, que se elaboran dejando reposar, durante un tiempo y a una temperatura apropiada, determinados vegetales y frutas con mucha glucosa. Finalizado el proceso, la sacarosa se convierte en alcohol (fermentación alcohólica). Las más habituales son el vino (11-12 grados) y la cerveza (4-5 grados).

Por último, hay que mencionar las bebidas destiladas. Para su obtención se hierven las bebidas fermentadas, proceso que elimina parte del agua que éstas contienen, aumentando por tanto, su graduación alcohólica. Las más consumidas son el whisky (50 grados), la ginebra (40 grados) y el ron (40-50 grados).

Si tienes problemas, en Clínicas Cita podemos ofrecerte un tratamiento del alcoholismo. Llámanos o deja un formulario de consulta.

La OMS sobre el Alcoholismo

Según la OMS, el elevado consumo de alcohol y tabaco podría provocar una reducción significativa de la esperanza de vida de los europeos, ya que nuestro continente tiene los niveles más altos de consumo de tabaco y alcohol del mundo. Y de ello dan fe los porcentajes de ingresos en las clínicas de tratamiento del alcoholismo.

La permisividad social, política y económica con el más peligroso y terrible de los tóxicos adictivos, el alcohol, acaba implicando un alto coste personal, familiar y social, multiplicando las demandas de ayuda en los centros de desintoxicación y deshabituación del alcohol.

Cada año, el 40% de los accidentes de tráfico con resultado de muerte en nuestro país están relacionados con el consumo de alcohol, en la mitad de los casos de violencia de género el agresor presenta intoxicación o problemas con el alcohol, y se han determinado 60 patologías médicas y psiquiátricas con el alcohol como agente causal prioritario.

By |Categories: Alcohol|Comentarios desactivados en Cómo saber si soy adicto al alcohol

About the Author:

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.
CENTRO TRATAMIENTO DE ADICCIONES CITA