INFORMACIÓN: 937 918 008

LLAMADA GRATUITA

ASISTENCIA 24H

ADICCION KETAMINA

Home/ADICCION KETAMINA

ADICCIÓN A LA KETAMINA

La adicción a la Ketamina surge por el consumo y abuso de Ketamina. Esta droga disociativa con capacidades alucinógenas se utiliza por sus propiedades analgésicas y anestésicas y el descontrol en su uso genera dependencia y adicción.

Durante años se ha utilizado la Ketamina como un anestésico muy popular en medicina y también tiene un uso muy extendido en veterinaria.

En los seres humanos, ha sido usado principalmente para la inducción y mantenimiento de la anestesia general, para la sedación en terapia intensiva, para la analgesia en medicina de emergencia y para el tratamiento del broncoespasmo. La Ketamina también ha sido usada en el tratamiento de pacientes con trastorno bipolar resistentes a un tratamiento clásico y en personas con depresión mayor.

Durante años el uso de Ketamina en humanos ha sido poco frecuente (mucho menos popular que en el ámbito veterinario), sin embargo, ha adquirido una cierta popularidad en los últimos años por dos razones bien distintas: por algunos prometedores avances en medicina y por un preocupante incremento en el  uso recreativo de la sustancia.

QUÉ ES LA KETAMINA 

Hablamos de adicción a la Ketamina cuando nos referimos al consumo recreativo que se realiza al margen de objetivos médicos, fundamentalmente en busca del placer inmediato que proporcionan las drogas. Obviamente este tipo de consumo implica la utilización de sustancias muy potentes (como la ketamina) sin control médico y, muy frecuentemente, recurriendo a sustancias que han sido adulteradas en el mercado negro para aumentar la rentabilidad del producto.

La ketamina se sintetizó y utilizó por primera vez en los años sesenta. Aunque se conocen casos de uso recreativo desde muy pronto no ha sido hasta hace relativamente poco que se ha extendido este tipo de consumo, lo que ha incrementado los casos atentido en urgencias y también de muerte por sobredosis. Uno de los grandes peligros de la ketamina es la tendencia a utilizarla de forma combinada. Como siempre, el policonsumo dispara los riesgos. Hay usuarios que lo combinan con cocaína, anfetamina, metanfetamina, MDMA, o efedrina.

ADICCIÓN A LA KETAMINA POR CONSUMO

La ketamina se vende en forma de polvo o líquido. En su forma en polvo puede ser inhalado por la nariz, inyectado o consumido por vía oral. La ketamina normalmente se inyecta en la pierna. La aparición de los efectos al administrarlo mediante inyección intramuscular es de aproximadamente un minuto. Por vía oral se requieren dosis mucho más altas, el efecto dura más y no suele provocar el mismo estado disociativo que se produce en las otras vías de administración, a menos que se utilicen grandes dosis.

A dosis bajas, se consigue un sentimiento de ensoñación apacible, entumecimiento de extremidades y la sensación de flotar y salir ligeramente fuera del cuerpo.

Con dosis mayores, se produce un efecto alucinógeno que se ha comparado con una experiencia cercana a la muerte, con la sensación de separarse del cuerpo. Esta experiencia puede revestir un significado místico o provocar miedo incontenible. El tiempo de duración de la experiencia puede variar en función de las dosis y la vía de administración, pero orientativamente puede cifrarse en de dos a cuatro horas.

Los riesgos asociados al consumo de ketamina son los característicos de las drogas alucinógenas: ansiedad, ataques de pánico, mareos, distorsiones del pensamiento, confusión e ideas delirantes, alucinaciones, flashbacks, alteración de la atención y la memoria, hipertensión, arritmias, depresión respiratoria leve…

Una sobredosis de ketamina puede ocasionar aumento de la presión intracraneal e intraocular, convulsiones, insuficiencia cardiorrespiratoria, polineuropatía, e hipertonía muscular.

TRATAMIENTO DE DESINTOXICACIÓN DE KETAMINA

El tratamiento de desintoxicación de Ketamina tiene un procedimiento similar en cuanto a la estructura del programa del tratamiento de adicciones.

El tratamiento incluye las fases de desintoxicación de Ketamina donde se recurre a la eliminación de la sustancia del cuerpo. Esta fase puede durar días o semanas según la cantidad y el hábito del consumo de esta sustancia. Los médicos especialistas se encargarán de atender al adicto a la Ketamina y evitarle el síndrome de abstinencia que genera la adicción a la Ketamina.

Posteriormente se procede a la deshabituación de Ketamina, donde se pretende generar un cambio de hábito en la conducta del paciente. Los profesionales de CITA con 40 años de experiencia en adicciones, mediante un equipo especialista, aplicarán las distintas terapias conductuales y psicológicas para conseguir el progresar con fortaleza mental.

Finalmente, se procede a la reinserción en su entorno, donde habrá aprendido a alejarse del propio entorno que le llevó a consumir. La solución de problemas que pudieron llevarle al consumo conseguirán aportarle seguridad y fortaleza para que no vuelva a consumir. Los psicólogos y médicos, junto a todo el equipo experto en adiciones de CITA le guiarán durante esta fase final para que pueda finalizar el tratamiento en el debido momento.

DEJAR LA KETAMINA

Dejar la Ketamina es más sencillo si se hace de la mano de especialistas en adicciones y con los médicos más experimentados en la adicción a la Ketamina. El centro de desintoxicación CITA es una clínica de referencia en todo el mundo. Rellena este formulario o llama para informarte sin compromiso del tratamiento.

¿Cómo te llamas?

Correo electrónico*

Teléfono

Población

Cuéntanos tu caso

Si nos has encontrado a través de Internet ¿Podrías decirnos qué términos has utilizado para la búsqueda?


En Clinicas Cita nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos y no los utilizamos con otros fines.

He leído y acepto la Política de privacidad.

CENTRO TRATAMIENTO DE ADICCIONES CITA

Centro Tratamiento de Adicciones CITA