El tratamiento de los problemas familiares y de pareja Saltar al contenido

ASISTENCIA 24H

PREGÚNTANOS

937 918 008

INFORMACIÓN: 937 918 008

LLAMADA GRATUITA

El tratamiento de los problemas familiares y de pareja

El tratamiento de los problemas familiares y de pareja

Las conductas adictivas inciden de manera muy acusada en la vida de la persona, en su familia o pareja. Si el proceso adictivo se ha mantenido en el tiempo, la familia o pareja han sufrido directamente el desapego, el deterioro físico, los problemas con el entorno, con la justicia, etc.

Una vez que ha entrado en tratamiento, es necesario intervenir en la pareja, si es el caso, con terapia de pareja. Y si la familia nuclear o más extensa es la afectada, mediante terapia familiar.

La terapia de pareja es u tipo de terapia específica que pretende mejorar la comunicación entre ambos, conseguir un incremento en el intercambio de refuerzos entre los dos miembros de la pareja y solucionar entre ellos los problemas que les vayan surgiendo, entrenándoles en técnicas resolución de problemas. También es necesario entrenarlos en aquellos otros aspectos que inciden en dicha relación (por ejemplo, manejo de los hijos, problemas sexuales de uno de los miembros, etc…)

La terapia familiar tiene su aplicación cuando hay una afectación de toda la familia ante una adicción, por las relaciones peculiares que se establecen entre el adicto y uno o más miembros de la familia. Suele ser aplicable cuando el adicto es joven y vive con su familia. La terapia familiar suele partir mayoritariamente del concepto de sistema, entendiendo que las experiencias y conductas de una persona están asociadas y dependen de la conducta de otros miembros de la familia. Esto es, la conducta de un miembro no se puede entender aislada de la de los demás. Cada familia desarrolla patrones de comunicación y secuencias de conductas para mantener el equilibrio entre sus miembros. La terapia familiar conductual va a entrenar a los miembros de la familia en técnicas de manejo de contingencias, entrenamiento en habilidades de resolución de problemas y de comunicación, intercambio de conductas, observación de la propia conducta y la de los demás, intercambio de refuerzos entre los distintos miembros dela familia, cambio de expectativas y atribuciones negativas, reducir los estados emocionales negativos, etc.

Cuando la persona consigue la abstinencia o deja la conducta adictiva, hay que estar atentos a posibles cambios en la estructura relacional de la familia que puede facilitar la recaída.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.


Por favor, prueba que eres humano seleccionando el casa.

Autor: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

Entradas relacionadas

  • Categorías