De donde vengo y a donde voy | CITA Saltar al contenido

Llamada confidencial

937 91 80 08
mascotas

TRAE TU MASCOTA

De donde vengo y a donde voy

La razón de este título, que descubrirán al final del texto, intenta responder al por qué me encuentro en mi tercer proceso en un centro de toxicomanías. Todo se debe a una serie de factores que me han influido mucho, a unos años –muchísimos- en los que no supe alejarme de las amistades de la adolescencia y nunca conseguí decir “no” a tantas y tantas cosas que, sin darse cuenta, perturbaban mi bienestar y mi salud. En fin, todo podría resumirse en una cadena de errores que se autoalimentaban y fueron generando en el cuerpo y el cerebro un daño que me llevó a la recaída y a CITA después de un año de abstinencia.

Gracias a las herramientas con las que salí del centro en mi etapa anterior, pude –aunque tarde- pedir ayuda. Y aquí estoy, por mi propia voluntad,  afrontando con la máxima ilusión poder sacar provecho de la profesionalidad de esta gran familia que es para mí CITA.

Ahora estoy trabajando muchísimos valores interiores que me dejé en el camino cuando salí y que creí que los tenía consolidados. Hay que saber que, quienes somos drogodependientes, siempre tendremos que estar alerta, pero también creo que, queriendo y dejándose ayudar, podemos trabajar nuestras dificultades y carencias y llegar a conseguir el orden y la estabilidad emocional que necesitamos y, con ello, alcanzar la felicidad.




    Autor: Dr. Josep Mª Fàbregas

    Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

    Entradas relacionadas

  • Categorías