¿Cuáles son los efectos secundarios del Orfidal? | CITA Saltar al contenido

Llamada confidencial

937 91 80 08
mascotas

TRAE TU MASCOTA

¿Cuáles son los efectos secundarios del Orfidal?

¿Cuáles son los efectos secundarios del Orfidal?

¿Qué es Orfidal?

Orfidal es un medicamente que se encuentra dentro del grupo de los tranquilizantes-ansiolíticos. Lo encontramos dentro del grupo de las benzodiacepinas y como tal el Orfidal es un fármaco de gran eficacia y tiene un potencial adictivo y puede generar algunos efectos secundarios.

El Orfidal es uno de los fármacos más vendidos actualmente, su mecanismo de acción tiene el objetivo de actuar en cinco estados muy concretos: bajar la ansiedad, es amnésico, es sedant e hipnótico, anticonvulsivo y relajante muscular. Por lo que normalmente se receta para tratar estados de mucha ansiedad y tensión, dónde este fármaco será eficaz a muy corto plazo. También es muy habitual en tratar problemas de insomnio y la depresión. El Orfidal es muy eficaz también para tratar personas con epilepsia y también para tratar el síndrome de abstinencia.

Por lo general, todo tratamiento con benzodiacepinas de larga duración acaba generando una dependencia física y psíquica, por lo que es muy importante que en el propio tratamiento del fármaco se tenga el cuenta la retirada del mismo. Ya que se si retira de manera súbita puede afectar negativamente a nuestro cuerpo.

Pasa lo mismo con el Orfidal, dejarlo de un día para otro puede provocar muchos síntomas diferentes, como por ejemplo incremento de la ansiedad, debilitan el organismo, dolores musculares, etc.

¿Cuáles son los efectos secundarios del Orfidal?

El Orfidal es una benzodiacepina, por lo que se encuentra en el grupo de los fármacos ansiolíticos. Este tipo de fármaco actual de forma directa al cerebro y provoca que el paso de información entre las neuronas sean más lento.

Hay una amplia variedad de efectos secundarios que genera el Orfidal, entre ellos encontramos:

Sedación

Este fármaco puede provocar al organismo dificultad del mantenimiento de la vigilia durante el día y como consecuencia de ello disminuya la productividad en las responsabilidades del individuo.

Debilitan a la persona

Este debilitamiento puede aparecer en diversas formas, como por ejemplo somnolencia, debilidad muscular o mareos. Por lo que, obviamente, se recomienda no conducir ni realizar actividades que requieren un estado de alerta elevado bajo los efectos del Orfidal.

Pérdida de tono muscular y confusión

Muy parecido al punto anterior. El individuo bajo los efectos del Orfidal puede tener dificultades en la coordinación de movimiento y el habla.

Tolerancia

Si el tratamiento con este tipo de fármaco es de larga duración es muy probable que a mayor tiempo mayor probabilidad de generar tolerancia. Y como es normal cuando el organismo genera tolerancia en una sustancia en concreto es que el mismo pide más cantidad de la sustancia para lograr los mismo efectos. Por lo que cada vez la persona aumentará la cantidad ingerida.

Problemas de memoria

El Orfidal tiene propiedades amnésicas por lo que cabe la posibilidad de que aparezcan problemas de memoria puntuales o dificultad para aprender cosas nuevas o recordar algún suceso concreto.

Dependencia

Como ya hemos comentado anteriormente, los ansiolíticos pueden desarrollar adicción si el tratamiento es de larga duración. Puede llegar a tal punto que si el individuo deja la ingesta de manera súbita puede aparecer el famoso síndrome de abstinencia.

Es probable que tengamos el Orfidal como un medicamento normalizado pero es muy importante que su consumo esté limitado ya que cuánto más largo sea el tratamiento con dicho fármaco, peor. Puede ser un medicamento muy útil si se ingiere con prudencia y con los timings muy bien marcados.

Si has notados que puedes tener algún tipo de dependencia a las benzodiacepinas no dudes en contactar con nosotros, podemos ayudarte y tratarlo para superar la adicción.


    Política de privacidad


    Por favor, prueba que eres un humano seleccionando la taza.

    Autor: Dr. Josep Mª Fàbregas

    Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Entradas relacionadas

  • Categorías