¿Cuáles son las diferencias entre bebedor social y alcohólico? | CITA Saltar al contenido

Llamada confidencial

937 91 80 08
mascotas

TRAE TU MASCOTA

¿Cuáles son las diferencias entre bebedor social y alcohólico?

diferencia entre bebedor social y alcohólico

¿Qué es un bebedor social?

Un bebedor social es aquel que consume alcohol en situaciones sociales, ya sea esporádicamente o habitualmente. Normalmente es un consumo muy extendido, aceptado socialmente y sin riesgos.

Este tipo de consumo es muy frecuente, más de lo que imaginamos. Cualquier consumo de alcohol en una situación social se considera se considera social. Por ejemplo, tomar una copa de cerveza al salir del trabajo con lo compañeros.

¿Qué es un alcohólico?

El trastorno por consumo de alcohol puede ser de leve a severo, dependiendo de los síntomas. Este trastorno puede causar ansia, debido a la alta necesidad de beber alcohol. Pérdida de control ya que el individuo adicto es incapaz de dejar de beber una vez empezó. También causa estados emocionales negativos si el individuo no tiene acceso a la sustancia y no puede beber.

El alcoholismo es el consumo inmoderado de bebidas alcohólicas. Se convierte en alcoholismo cuando esta acción se convierte en una costumbre. Los adictos al alcohol requieren un tratamiento de adicciones para superar la enfermedad y todos los efectos que deja la sustancia.

¿Cuál es la diferencia entre bebedor social y alcohólico?

Las principales diferencias entre bebedor social y alcohólico son:

  • El alcohólico tiene mayor tolerancia a la sustancia. Mientras que el bebedor social notará los afectos del alcohol antes.
  • En relación al punto anterior, el alcohólico necesitará más cantidad de alcohol para lograr el mismo efecto. Debido a la tolerancia.
  • El humor del alcohólico cambiará drásticamente si este no logra beber. Mientras que el bebedor social puede seguir con su vida con total normalidad.
  • El bebedor social puede pasar días, semanas, meses sin beber ni una sola gota de alcohol. Mientras que el alcohólico le aparecerá el síndrome de abstinencia.
  • El bebedor social sabe cuando para de consumir, cuando ve que esta bajo los efectos del alcohol, es capaz de darse cuenta y dejar de beber. El alcohólico pierde el control y no controla la cantidad que bebe.
  • Un alcohólico nunca te va a decir que no al alcohol.
  • El alcohólico muchas veces bebe solo.
  • El alcohólico tiene problemas para dormir si no bebe. Incluso a veces consume en pocas cantidades para “dormir mejor”.
  • Un bebedor habitual reconoce que en ocasiones puede perder el control sobre su forma de beber, ya que su cuerpo no tiene tolerancia a la sustancia. En cambio, un alcohólico siempre tiene la falsa ilusión de que puede controlar su consumo.
  • Como hemos dicho anteriormente, el bebedor social puede beber con frecuencia, pero nunca lo hará en momentos inoportunos. Para el alcohólico, cualquier momento es bueno para beber.

¿Cómo detectar a un alcohólico?

bebedor social o alcoholico

No es fácil detectar un alcohólico y diferenciarlo de un bebedor social. Las bebidas alcohólicas y su consumo están muy aceptadas socialmente y tienen presencia y la gran mayoría de eventos. Pero, de todos modos, existen una serie de señales que alertan de la aparición de una adicción al alcohol:

  • El alcohólico siempre tiene una bebida en contextos sociales. En cualquier contexto social, ya sean comidas familiares, fiestas, visitas momentáneas, el consumidor aprovechará la ocasión para hacerlo. De no poder beber, experimentará malestar y mal humor.
  • Como hemos dicho en repetidas ocasiones, el organismo de un alcohólico genera dependencia hacia el alcohol. Por lo que el individuo adicto acaba considerando que bebidas con poca graduación, como podría ser la cerveza, no son bebidas alcohólicas.  Por lo tanto, se convencen a sí mismo para consumir más.
  • Quedar sin reservas es algo que no puede entrar en ninguna cabeza de un alcohólico. Por eso otra señal que demuestra que realmente existe una adicción es revisar constantemente las reservas de bebidas.
  • Si en reuniones o quedadas entre amigos, hay alguien que bebe muy rápido, también podría ser señal de adicción.
  • Los adictos estructuran su vida social alrededor de reuniones en las que se bebe. Es común que un alcohólico rompa amistad con alguien por el simple hecho de no beber, ya que irá perdiendo el contacto poco a poco.
  • En relación al anterior punto, aparecen cambios de comportamiento. Mientras más profunda sea su adicción, más notorios son sus cambios de conducta.

¿Cuáles son los tipos de alcoholismo?

Podemos clasificar los tipos de alcoholismo de la siguiente manera:

  • El bebedor tipo Alpha es aquel que bebe en exceso para aliviar los efectos de una enfermedad mental o médica.
  • En el grupo de alcohólicos Beta encontramos los bebedores sociales. Realmente estos no son alcohólicos ya que no tienen ninguna dependencia. No presentan síntomas de abstinencia pero si desarrollan problemas de salud.
  • En tercer lugar encontramos el alcoholismo tipo Gamma, los cuales si presentan una verdadera adicción y una clara pérdida de control ante la bebida. Es común que es tipo de alcohólico esconda su adicción
  • El alcohólico épsilon es aquel que deja de beber durante largos periodos, pero bebe grandes cantidades de alcohol en momentos concretos. Es un consumo puntual, pero con una cantidad muy alta.
  • El alcoholismo Delta son aquellos que beben mucho y a diario. Su organismo tiene un alta tolerancia a esta sustancia.

¿Cómo es un tratamiento de alcoholismo?

Es de vital importancia que si crees que eres adicto o bien alguien de tu circulo cercano lo es, acudas a un profesional para realizar un buen tratamiento del alcoholismo. Las personas con este tipo de trastorno pueden encontrar ayuda con medicamentos y/o diferentes tipos de tratamiento.

Hay varios tipos de tratamientos para combatir el alcoholismo, como hemos dicho antes, existen los medicamentos los cuales ayudan a dejar o reducir el consumo y prevenir la recaída.

Algo muy frecuente en este tipo de adicción, son los grupos de apoyo, Alcohólicos Anónimos es el más conocido. Estos programas ofrecen la ayuda de personas que están viviendo o ya ha vivido estas experiencias.

También existen los tratamientos con la finalidad de provocar un cambio en la actitud del paciente hacia el consumo del alcohol. Estos tratamientos los llevan a cabo profesionales de la salud que garantizan una mejora en su comportamiento.

En Clínicas CITA somos expertos en tratar todo tipo de adicción. Nuestro procedimiento es empezar por una primera evaluación del caso para ver el nivel de adicción. A partir de ahí, elaboramos un tratamiento personalizado para dicho caso, ya que creemos que cada paciente requiere atención personalizada. De esta manera garantizaremos los resultados.

Si crees que puedas necesitar ayuda, no dudes en contactar con nosotros. Te podemos ayudar.  


    Política de privacidad


    Por favor, prueba que eres un humano seleccionando la estrella.

    Autor: Dr. Josep Mª Fàbregas

    Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Entradas relacionadas

  • Categorías