▷ ¿Cómo se hace la cocaína? | Clínicas CITA Saltar al contenido

ASISTENCIA 24H

PREGÚNTANOS

937 918 008

INFORMACIÓN: 937 918 008

LLAMADA GRATUITA

¿Cómo se hace la cocaína?

Para entender cómo se hace la cocaína, aquí en el Centro de Investigación y Tratamiento de Adicciones (CITA) queremos explicar el proceso de forma ilustrativa.

Nuestro objetivo es demostrar la cantidad de elementos dañinos que integran la fórmula de esta sustancia y que terminan causando una fuerte dependencia en los consumidores y muchos efectos secundarios contraproducentes.

como se hace la cocaina

¿Qué es la cocaína?

La cocaína es una droga sintética ilegal que es conocida por crear una gran adicción en quién la consume.

Eso se debe principalmente a que activa el sistema nervioso simpático, que mantiene en estado de alerta al organismo ante cualquier cambio externo. De esta forma, se genera una sensación de euforia y placer momentánea que desencadena en dependencia.

Si bien es cierto que la cocaína proviene de someter a procesos químicos las hojas de un arbusto llamado cocalero, la diferencia entre la hoja y la droga sintética reside en el porcentaje de concentración de alcaloides que poseen.

La planta de coca posee un 0,05% de cocaína en ella, mientras que la sustancia que se comercializa en las calles suele tener hasta un 60% de cocaína.

Otra diferencia importante radica en el grado de pureza de la droga y los efectos que puede causar sobre la salud. La coca es una droga natural que ofrece sus efectos de forma diluida; pero la cocaína, al ser una droga refinada que se combina con otras sustancias, tiene un efecto más potente y dañino sobre el organismo y el sistema nervioso.

La planta de la cocaína

El cocalero es un arbusto de origen americano cuyo cultivo se remonta probablemente a la época pre-inca.

Las principales zonas donde se cultiva son países como Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Chile, usualmente en hectáreas ubicadas en altitudes que superan los 300 metros.

Este arbusto puede alcanzar hasta los 5 metros de altura cuando crecen de forma espontánea, pero los que son cultivados no suelen superar el metro y medio de altura.

El cocalero es conocido principalmente por las propiedades alcaloides que contienen todas sus partes, pero que se concentrar en mayor cantidad en las hojas.

Cómo se hace la cocaína paso a paso

Muchos tienen la duda de cómo se hace la cocaína porque parece ser el resultado de un proceso complicado, pero la realidad es otra.

De hecho, la mayoría de las personas encargadas de su elaboración en Latinoamérica, provienen de contextos socioeconómicos delicados y no cuentan con conocimientos de química avanzada.

A continuación te mostramos el paso a paso que usualmente se emplea para hacer cocaína sintética.

  • El primer paso consiste en separar las hojas del tallo del cocalero y recogerla para utilizarlas como materia prima de la elaboración. Esta labor suele ser practicada por campesinos.
  • Lo siguiente es picar las hojas dentro de un recipiente. Para esto utilizan una hoz o guadaña que ayude a las hojas a liberar sus sustancias. Una vez se consigue, comienza el proceso de fermentación.
  • Luego se le agrega cal o cemento, agua y sal para ayudar a formar la pasta.
  • El cuarto paso consiste en mezclar todas esas sustancias con gasolina. Este proceso debe durar entre 8 y 12 horas para lograr que la pasta tenga la textura deseada. Cuando se consigue, hay que separar las hojas de la gasolina.
  • El proceso de “corte” de la sustancia es el quinto paso. Aquí se agrega ácido sulfúrico, soda cáustica y amoniaco a la fórmula para luego filtrar, evaporar el agua y que quede la pasta base de la sustancia.
  • La pasta base luego necesitará de acetona y ácido clorhídrico para diluirla y luego escurrirla.
  • El producto final será el clorhidrato de cocaína que antes de ser comercializada se empaqueta y se pasa por el microondas por 8 minutos para que se seque y quede lista.
video de como se hace la cocaina

¿Por qué Colombia es uno de los principales productores de cocaína?

Colombia es, desde el 2017, el principal productor de cocaína en el mundo.

A pesar de los esfuerzos que ha hecho el gobierno de ese país por alejar a las personas que habitan en zonas rurales de este tipo de actividades ilícitas, con los años se ha detectado un aumento considerable en la plantación de cocaleros.

Eso se debe principalmente al alza de nuevas organizaciones delictivas que han comenzado a sembrar en hectáreas ocultas; o que han tomado las zonas que las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) abandonaron durante los procesos del acuerdo de paz. 

La cocaína adulterada: un peligro todavía mayor

Para nadie es un secreto que la cocaína que se comercializa en las calles está lejos de ser 100% pura.

De hecho, estudios recientes han demostrado que 8 de cada 10 veces que una persona consume cocaína está ingiriendo otros químicos potencialmente peligrosos. El proceso de cómo se hace la cocaína pura no tiene nada ver con estas derivaciones adulteradas.

Actualmente, los fabricantes y traficantes de drogas integran otras sustancias a la mercancía que comercializan para generar mayores ganancias poniendo en riesgo la salud de los consumidores.

Entre los componentes que se han encontrado en la coca destacan los antiparasitarios para animales como el levamisol, o analgésicos como la fenacetina que fue retirado del mercado por su alta toxicidad. También es muy común encontrar anestésicos locales como la lidocaína, la procaína o la benzocaína.

El abuso y adicción a la cocaína genera efectos muy nocivos en el cuerpo humano y, por ese motivo, es de vital importancia llevar a cabo un correcto proceso de rehabilitación.

En Clínicas CITA ofrecemos tratamiento personalizado a nuestros pacientes para mitigar los efectos producidos por la cocaína. Contáctanos para recibir información personalizada.


Política de privacidad


Por favor, prueba que eres humano seleccionando el avión.

Autor: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

  • Categorías