Entender la adicción

Entender la adicción

Comprendí

(El testimonio de una paciente que ingresó en Clínicas CITA para un tratamiento de alcoholismo)

 

Confundida, llena de dolor, angustia, culpa y resentimiento, encontré a un grupo de personas que me comprendían, me daban contención y me demostraban que de la mayor dificultad emerge la capacidad maravillosa de reinventarse, de reconstruirse, de reorganizarse, de empezar de nuevo, para enseñarme a retomar serenamente mi camino.

 

En este extraordinario camino, descubrí que “se sirve” para muchas cosas pero, lejos de enmendarlas, aprendí que “se sirve” para ser, para existir, para vivir con lo que se es, con lo que se tiene, sin buscar la aprobación ni la aceptación.

 

Comprendí que el intento de perfección y de control eran mis peores enemigos. Soy un ser humano común y corriente, con algunas limitaciones más que algunos, pero con algunas limitaciones menos que otros. No hay que proyectar ninguna imagen, no hay que darse lástima a uno mismo; soy una persona valiosa, única y especial.

 

Estoy aprendiendo a vivir hoy, aquí y ahora. Estoy aprendiendo a aceptarme sin lamentos, sin angustia y sin autocensura. Estoy aprendiendo a sentirme en paz, con tranquilidad y con sosiego. Estoy aprendiendo a dejar de lado la auto-exigencia, el perfeccionismo y el orgullo de poder con todo.

 

Gracias por asistirme en esta experiencia de crecimiento interior. Gracias por ayudarme a aceptar lo que acontece sin cuestionarlo y a trabajar para enfrentarlo. Del abismo a la libertad, del caer al resurgir.

 

Hasta muy pronto.