Un mundo al revés (Cuento terapéutico)

gatoHola.

Aquí sigo, sin Juanito, pero con un correo que me ha enviado (por cierto este tío anda cada día peor) y que dice: “Apreciado amigo Juanjo, teniendo en cuenta el principio de año y para dar una orientación nueva a las cosas, sería muy recomendable la siguiente práctica: Una semana donde lo hacemos todo al revés de como lo haríamos de un modo natural”

Según él, estamos condicionados a hacer las cosas de un modo determinado y sólo cambiando “esos modos” obtendremos lo que él llama “expansión”.

LE DOMUN LA VESRE

Tuve un sueño del revés. Mira si sería del revés que comencé a soñar cuando me despertaba. Todo estaba del revés: tenía los pies en la almohada y me tapaba con el colchón. ¡¡¡Que follón!!!

En mi sueño, viajé a un lugar extraño, ya que era todo lo contrario de lo que dicen que debería ser: El cielo estaba abajo, los colores se podían oler y aprender era despojarse de saber.¡¡¡Joder!!!

Mira si era lo contrario que se nacía siendo viejo y se crecía al revés, se caminaba con las manos y se comía con los pies, se pedía dando y se decía lo que es. ¡¡¡¿No lo ves?!!!
Los domingos trabajaban y durante la semana se cansaban. Cuando se enamoraban, se separaban, y, cuando más se peleaban, se casaban. Y, no contentos con eso, se daban una torta en vez de un beso. ¡¡¡¿Qué es eso?!!!

Cuando empezaban en la escuela, lo sabían todo, y, año tras año, si aprobaban, iban olvidando hasta no saber nada de nada. Incluso decían que tener siempre es perder lo que aún no se tiene y que querer todo lo contiene en una nube de ser. ¡¡¡Hay que ver!!!

Lo que más me llamó la atención eran sus ojos; eran blancos, como ciegos, y sin embargo parecían ver, era como si reconocieran todo lo que pueda ser. ¡¡¡Lo que se pueda conocer!!!

Hasta el nombre lo tenía al revés: Domun la vesre. Y, como hasta soñando soy un curiosón, vi anunciado el plotem de Osdi en las páginas azules (amarillas en mi tierra) y entré a preguntar por el mismísimo Osdi. ¡¡¡No estaba allí!!!

El corropa del plotem, que en vez de sotana llevaba un bikini, me dijo que encontraría a Osdi en cualquier lugar menos donde lo buscara, de modo que me metí en un bar a leer un libro (eso es lo que se hace ahí en los bares) y fingí que no lo buscaba. ¡¡¡Y ahí estaba!!!

– “Hola Osdi” -le dije.

– “Hola padre” -me contestó.

– “Te quería preguntar por esta extraña tierra donde todo esta al revés”

– “¿Al revés de qué? -me contestó.

– “Al revés de lo normal” ¡¡¡Eso es fatal!!!

– “Huuyy, está usted muy mal, ya que este domun es el real y el suyo y todos los demás son a imagen y semejanza de éste, del de verdad”

–  “¿Y por qué su domun y los otros mundos están al contrario?” -pregunté. “¡¡¡Dígame por qué!!!”

–  “Ayyy, padre mío -dijo Osdi. “Fue un error de cálculo, hasta Osdi se equivoca. Ya ve, creé este domun como usted lo ve y luego cree los otros y le dije que se copiaran en éste. Lo que no tuve en cuenta es que sucedió como en un espejo: se copiaron del revés. ¡¡¡Como lo ves!!!”

–  “¿Y esos ojos? ¿Ven?” -le pregunté. “Huuyy, sí, claro que ven, pero al revés” -dijo Osdi.

–  “¿Al revés?” -repregunté.

–  “Sí, verá” -dijo él. “Los ojos están colocados al revés y es hacia dentro donde ven.

–  “¿Y no se dan con las farolas?” – de nuevo pregunté. ¡¡¡Si para fuera no ve!!!

–  “Huuuyy, usted confunde ver con reconocer. Dentro suyo hay todo lo que necesita saber y, si anda mirando hacia fuera, ¿cómo lo va a hacer? En este domun se vive de dentro a fuera. Y, si me quiere comprender, deje de darle vueltas y hágalo todo al revés”

MORALEJA: Si existe el demonio, seguro que está ocupado intentando que no encuentres el cielo. Si existe el cielo y se está muy bien allí, ¿por qué no lo encontramos? Si la brújula para encontrar cosas es el pensamiento, ¿vivirá ahí el demonio?