El resfriado se cura…

el resfriadoEl resfriado se seca cuando el cuerpo no llora.

El dolor de garganta obstruye cuando no es posible comunicar las aflicciones.

El estómago arde cuando el enfado no consigue salir.

El cuerpo engorda cuando la insatisfacción aprieta.

El dolor de cabeza crece cuando las dudas aumentan.

El corazón desiste cuando el sentido de la vida parece terminar.

La alergia aparece cuando el perfeccionismo se vuelve intolerable.

Las uñas se quiebran cuando las defensas se ven amenazadas.

El pecho se comprime cuando el orgullo esclaviza.

El corazón infarta cuando sobreviene la ingratitud.