El rabino y la langosta

abraham tweski

Para la sección de cuentos terapéuticos del blog de Clínicas CITA, seleccionamos la metáfora que usa el Rabino Abraham J. Twerski para enseñarnos que la adversidad puede ayudarnos a crecer como personas:

‘La langosta es un animal suave y pulposo que vive dentro de un caparazón rígido. Este caparazón rígido no se expande. Entonces, ¿cómo puede crecer la langosta?

Mientras la langosta crece, el caparazón la limita, y la langosta se siente incomoda y bajo presión.

Entonces, la langosta se esconde debajo de una formación de piedras para protegerse de los depredadores, deja su caparazón, y produce un caparazón nuevo.

Con el tiempo, este caparazón también acaba siendo incomodo porque la langosta sigue creciendo. La langosta regresa entonces a las piedras y repite el proceso varias veces. El estímulo que permite a la langosta crecer es sentirse incómoda.

Pero si las langostas tuviesen doctor, nunca crecerían. Porque, en el momento en que la langosta se sintiese incómoda, iría al doctor y conseguiría un válium, se sentiria bien y nunca se quitaría el caparazón.

Así que creo que tenemos que darnos cuenta de que los tiempos de estrés también son tiempos de oportunidades para el crecimiento. Y si utilizamos la adversidad de manera correcta, podemos crecer gracias a ella’