Qué es MDMA y que efectos tiene

que es mdma, efectos mdma

Los efectos del MDMA varían en función de la dosis ingerida, del contexto del consumo y del estado de ánimo de la persona consumidora, así como de sus expectativas y características personas.

¿Qué es MDMA?

La MDMA es un estimulante del sistema nervioso central, que además aporta efectos entactógenos (de estar en contacto con el interior) y empatógenos (capacidad de conectar con tu alrededor y compartir sus sentimientos). La vía de administración más habitual es la oral.

También hay personas que eligen la vía intranasal; los efectos serán de este modo más rápidos y menos duraderos. Se puede producir una pérdida de los efectos entactógenos y empatógenos a favor de los estimulantes. Además, tiene otras desventajas, como un agudo picor nasal, un sabor desagradable y el aumento de los riesgos.

EFECTOS DEL MDMA – Después de consumir

Aproximadamente media hora después de su consumo, comienzan a sentirse los efectos. Los primeros efectos serán discretos, se puede dar una leve sensación de ingravidez y un pequeño aumento de la sensibilidad sensorial. Durante la subida de estos efectos, es posible que el consumidor apenas perciba sus efectos. Con el tiempo, estos efectos aumentan, se da paso a un estado de felicidad, euforia, elevación de la autoestima, desinhibición, aumento de la sensibilidad sensorial, de la intensidad de los colores, de la música y de los sabores, percibiéndolos de una manera más placentera. Estos son los efectos más apreciados de esta sustancia.

A nivel físico, actúa como estimulante, aumentando el ritmo cardio-respiratorio, y reduciendo el hambre, el sueño y el cansancio. Produce también sequedad bucal y la dilatación de las pupilas. La estimulación física se corresponde con la de las anfetaminas, aunque en menor medida.

Secuelas de consumir MDMA

Las secuelas posteriores de la MDMA dependerán en gran medida de la mezcla de sustancias realizadas. Puede ocurrir una resaca más o menos intensa dependiendo de la mezcla de sustancias realizadas, la dosificación y el esfuerzo físico realizado. También la propia sustancia puede ocasionar secuelas positivas por los efectos emocionales o, al contrario, un importante bajón emocional y agotamiento físico.