El problema de mezclar tabaco y marihuana

tabaco y marihuana

Fumar cannabis con tabaco es habitual entre los consumidores de cannabis europeos, sin embargo en Estados Unidos no es así. Los recientes informes de la organización británica Global Drug Survey aseguran que el 90% de los consumidores europeos de marihuana, cannabis o hachís, mezclan marihuana y tabaco.

Por contra, esta práctica tan extendida en Europa no es igual en los Estados Unidos, donde tan solo el 8% de los consumidores de cannabis hacen la mezcla con tabaco. Los estadounidenses prefieren consumir marihuana sola.

El problema de mezclar tabaco y marihuana es algo que desconocen la mayoría de consumidores. La mezcla en realidad no hace nada más que perjudicar a nuestra salud.

Según desveló el estudio conjunto entre instituciones y universidades inglesas, mezclar marihuana con tabaco eleva la dependencia a ambas sustancias. Además provoca que sea mucho más difícil abandonar el consumo de cualquiera de las dos.

Cabe matizar incluso, que la alta tasa de mortalidad de los usuarios de tabaco, que cada año se sitúa en torno a los 8 millones de personas, se ve afectada por este tipo de mezclas.

Efectos nocivos de fumar tabaco y marihuana mezclada

Uno de los principales riesgos de fumar dicha mezcla, son los efectos nocivos de fumar tabaco y marihuana producen en el organismo, además del daño que provoca el propio tabaco.

Como bien se conoce, el tabaco contiene nicotina, una de las sustancias más adictivas que provoca una gran dependencia, provocando síndrome de abstinencia al tabaco cuando se deja de consumir.

Además, la nicotina es la responsable del incremento de determinadas hormonas en sangre que provocan alteraciones en el metabolismo o aceleran el ritmo cardiaco o la presión arterial, entre otras muchas consecuencias.

A pesar de esto, la combustión que se produce al fumar rompe los enlaces químicos de los compuestos orgánicos presentes en las plantas y los transforma en radicales libres.

Estas moléculas se encargan del envejecimiento de las células, a la vez que provocan enfermedades cardiovasculares y aumentan el riesgo de cáncer, principalmente en la zona bucal, la faringe y el esófago, principalmente.

Conclusión de mezclar tabaco y marihuana

Más allá de si produce más y mejores efectos, las consecuencias del consumo de estas drogas no son favorables para el organismo, en ninguna de sus características.

Es más, la mayoría de consumidores de marihuana, cannabis o hachís, acaban necesitando ayuda médica y terapéutica para poder dejar los porros mediante un tratamiento de desintoxicación de cannabis.

En CITA realizamos tratamientos multidisciplinares para rehabilitar a adictos a drogas. Puedes informarte del tratamiento en la web de nuestro centro de adicciones.