El lobo de wall street y las toxicomanías

tratamiento de toxicomanías

Un paciente de Madrid, actualmente ingresado en el Centro para la Investigación y el Tratamiento de adicciones, reflexiona sobre la conveniencia terapéutica de ver El Lobo de Wall street y aprovecha para hacer un análisis crítico de una película que plantea muchas cosas interesantes para el debate en un centro como CITA, en el que nos dedicamos al tratamiento de las toxicomanías. Por ejemplo ¿es o puede ser perjudicial el tratamiento que se hace de las drogas en la película? A pesar de la crítica de fondo, El lobo actualiza aquel viejo debate sobre los retratos de gángsters en películas como El Padrino. ¿Se glorifican comportamientos? ¿Puede resultar dañina esa glorificación? ¿Y en el contexto de un centro como CITA? ¿Qué efecto puede tener?

El Lobo de Wall street: sexo, drogas y sobre todo dinero.

En una comunidad terapéutica para la desintoxicación y deshabituación del alcohol y las drogas, a veces se generan situaciones interesantes que provocan la reflexión. Un grupo de pacientes nos planteamos la conveniencia de visionar la película “El Lobo de Wall street”, ya que sabíamos que buena parte de su contenido giraba alrededor del consumo desenfrenado de drogas y sexo, además de la notoria adicción al dinero. La película había recibido duras críticas porque los hechos delictivos cometidos por los protagonistas, incluido el consumo abusivo de todo tipo de sustancias adictivas, se narraba como si de pura diversión se tratase y sin que existiese un contrapunto moral que lo cuestionase. Aunque finalmente decidimos no verla en grupo, por respeto a pacientes más recientes para quienes hubiese podido suponer un motivo de craving, creo que no sobra reflexionar sobre cómo trata este tema la película. Por lo tanto, aquí no me interesa exponer una critica de los valores cinematográficos del film –que son evidentes- sino del modo en que la película trata el abuso de drogas, y, en concreto, si es aconsejable verla en el contexto de un centro de desintoxicación y deshabituación.

Esta obra maestra de Martin Scorsese es una mirada frontal y descarnada a la cultura del pelotazo de los años 90. Scorsese ofrece un relato brillante, humoristico y desvergonzado de la vida de estos jóvenes y nuevos ricos: arribistas, amorales, grotescos e incapaces de despertar ninguna simpatia en el espectador.

Se trata de una película basada en hechos reales. A finales de los 80,  el corredor de bolsa neoyorquino Jordan Belfort (Leonardo DiCaprio), aprende rápidamente los valores más salvajes del capitalismo y se enriquece con operaciones bursátiles en los que el único principio es el de engañar a los clientes para enriquecerse sin medida. El éxito llegará acompañado de poder, dinero, mujeres y drogas. El lenguaje es también provocador: la palabra fuck se pronuncia hasta 506 veces en las tres hores de metraje de la película, todo un record en la historia del cine.

La película ha recibido cinco nominaciones a los Oscar 2013, incluyendo los de mejor película y director, y cuenta ya con un Globo de Oro al mejor actor de comedia (Dicaprio). En los Premios BAFTA 2013, recibió también cuatro nominaciones, incluyendo la de mejor director, y ha cosechado asimismo los premios de la crítica (Critics Choice) y del American Film Institute. En España ya han visto la película más de un millón de espectadores y va camino de los 200 millones de dólares de recaudación mundial.

En cuanto al tema del abuso de diversas sustancias adictivas, y aunque la degradación social y moral de los protagonistas constituye por sí misma una contundente y explícita condena ética, es innegable que en la película el tratamiento del consumo es muy explícito y está contado en un tono de comedia que hace que esta película no sea la idónea para ser visionada durante un tratamiento de desintoxicación y deshabituación. Hay películas que, aunque tratan el tema de las drogas, pueden ser vistas y comentades en un contexto terapéutico, pero no creo que “El Lobo de Wall street” sea una de ellas.


Clínicas CITA para el tratamiento de adicciones

En CITA nos dedicamos al tratamiento de toxicomanías desde hace más de treinta años en el tratamiento de adicciones. Nuestro método de trabajo está acreditado por la elevadísima tasa de satisfacción de nuestros clientes. En nuestras instalaciones de Dosrius (a 30 min de Barcelona) y de la propia ciudad de Barcelona más de setenta profesionales forman la plantilla de uno de los centros de referencia en España y en Europa para el tratamiento de adicciones. Si quieres saber más sobre nosotros puedes visitar la página web de CITA. Si tienes alguna consulta concreta, puedes contactar con nosotros en el formulario de contacto o en los números de teléfono 93 791 80 80 y 93 791 80 08