Un sedante hipnótico: el alcohol

clinica de desintoxicacion

Una vez más hablamos del Acohol, una droga que puede llegar a ser sedante, y de eso trataremos de hablar hoy. También puedes leer los efectos del acohol sobre la memoria, un artículo que escribimos aquí en la clínica de desintoxicación CITA.

Un sedante hipnótico: el alcohol

Cuando la gente toma alcohol, siente placer y relajación durante la primera media hora más o menos, volviéndose con frecuencia locuaz y extrovertida. Pero estas sensaciones generalmente se reemplazan por somnolencia, sedación, a medida que el alcohol se elimina, así que más tarde se tornan silenciosos y retraídos. Este patrón impulsa a las personas a beber más para recobrar y conservar el efecto placentero inicial.

Sobredosis de Alcohol

En la mayoría de las circunstancias, las probabilidades de una sobredosis letal son bajas. Sin embargo, la gente se mete en problemas cuando ingiere una gran cantidad de alcohol en poco tiempo. Beber con el estómago vacío es particularmente arriesgado. Si la persona está inconsciente, o no se puede despertar, o le cuesta respirar, se trata de una emergencia y es preciso obtener atención médica de inmediato. Algunas personas en estado de embriaguez vomitan, y al bloquear las vías respiratorias, se asfixian y mueren.

Cuando los borrachos pierden el sentido, su organismo continúa absorbiendo el alcohol que acaban de ingerir. La cantidad de alcohol en sangre puede llegar a niveles peligrosos, pudiendo morir durante el sueño. Beber hasta caer redondo es especialmente peligroso porque es cuando se producen las sobredosis fatales.

El alcohol en jóvenes

Los adolescentes responden a la ingesta de alcohol de manera muy diferente a los adultos. Parece ser que el alcohol perjudica más el aprendizaje en adolescentes que en adultos.

Es peligroso combinar alcohol con cualquier otra sustancia que cause somnolencia. Esto incluye sedantes como los opiáceos, barbitúricos, drogas similares al Valium, somníferos, e antihistamínicos que se encuentran en algunos medicamentos para la gripe.

Mezclar Alcohol con fármacos

Todos los sedantes comparten al menos algunos de los efectos del alcohol, y cada uno aumenta los efectos de los otros. Algunas sustancias se tornan letales cuando se combinan. Incluso pequeñas dosis que no producen pérdida del conocimiento o problemas de respiración, pueden afectar a actividades físicas como practicar deporte, conducir un automóvil o manejar maquinaria pesada cuando se toman al mismo tiempo.

Finalmente, analgésicos no narcóticos como la aspirina, el acetinofén y el ibuprofeno pueden tener efectos secundarios nocivos si se mezclan con alcohol. La aspirina y el ibuprofeno pueden irritar severamente el estómago si se toman con alcohol, y en algunas circunstancias, la combinación de grandes cantidades de acetaminofén con alcohol puede dañar el hígado.

El uso de sustancias químicas para alterar el pensamiento y las sensaciones es tan antiguo como la humanidad misma, y el alcohol probablemente es una de las primeras sustancias que se utilizaron.

Una droga al alcance de todos

Hoy día, las bebidas alcohólicas son claramente la droga elegida en gran parte de la cultura occidental. Para la mayoría de las personas, el alcohol no es una sustancia demasiado peligrosa. Y el alcohol está al alcance de cualquiera que quiera tomarlo, sin necesidad de prescripción médica, ya que la responsabilidad de esta decisión recae en cada individuo.