Los tipos de drogas más comunes de drogodepencia

Centro desintoxicación

Las drogas es un fenómeno del que se habla mucho y del que más se debería hablar. Una educación base centrada en la concienciación de los más jóvenes generaría el rechazo a largo plazo. Ya hablamos de “los padres y la prevención del consumo de drogas” aquí. Aunque a día de hoy, todo el mundo debería rechazar el consumo de drogas, sobretodo por sus efectos negativos de los que ya se ha hablado.

Sin embargo hoy queremos enfocarnos a la educación en las drogas. Conocer que tipos de drogas son los más comunes puede ayudarnos a encontrar argumentos sólidos para no tomarlas.

Drogodependencia: tipos de drogas

Hay que diferenciar dos grandes campos de adicciones: las adicciones con sustancia, lo que se conoce como drogodependencias, y las adicciones sin sustancia o dependencias comportamentales.

Para entender las drogodependencias, debemos definir lo que se entiende por droga:

¿Qué significa droga?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), droga es toda sustancia que, introducida en un organismo vivo, puede modificar una o más funciones de éste.

Las drogas tienen la capacidad de generar tanto dependencia como tolerancia. Ese es el principal motivo para deber rechazar su consumo.

Un pellizco de historia

Las drogas han tenido múltiples usos a lo largo de la historia.

El siglo XX es el gran siglo de las drogas por los avances farmacéuticos que se produjeron. Las drogas empiezan a estar al alcance de cualquiera. Los artistas y la burguesía experimentan con drogas, como el opio o el cannabis, y las clases bajas consumen éter y óxido nitroso combinado con alcohol para emborracharse más rápido.

En el siglo XX surgen también movimientos para controlar las drogas y se inician las prohibiciones. La Segunda Guerra Mundial favorece que surjan nuevos fármacos, como las benzodiacepinas, y se abre una nueva etapa en el ámbito de las drogas.

Clasificación de los tipos de drogas

Centrándonos en los tipos de drogas, éstas se pueden clasificar como:

Depresoras del sistema nervioso central.

Provocan reacciones que van de la desinhibición al coma, en un proceso progresivo de adormecimiento general. Podemos incluir sustancias como el alcohol, los opiáceos (heroína, metadona, etc.), tranquilizantes (fármacos utilizados fundamentalmente para calmar la ansiedad), hipnóticos (fármacos para mejorar el sueño), etc.

Ejemplos más comunes:

  • Alcohol
  • Opiáceos
    • Heroína
    • Metadona
  • Tranquilizantes
    • Ansiolíticos
  • Hipnóticos
    • Para el sueño

Estimulantes del sistema nervioso central

Lo que hacen es acelerar el funcionamiento habitual del cerebro. Podemos distinguir entre los estimulantes mayores (anfetaminas y cocaína) y los estimulantes menores (nicotina, cafeína y teobromina).

Ejemplos más comunes:

  • Nicotina
  • Cafeína
  • Teobromina

Perturbadoras del sistema nervioso central

Alteran el funcionamiento del cerebro, dando lugar a distorsiones perceptivas, alucinaciones, etc. Destacamos los alucinógenos (LSD, mescalina), los derivados del cannabis (hachís, marihuana) y las drogas de síntesis como el éxtasis.

Ejemplos más comunes:

Post Recomendado: ¿Qué es el Craving? ¿Cuándo aparece? ¿Cómo se afronta?