Las drogas y la ecología

En el blog del centro de desintoxicación y deshabituación de Clínicas CITA, queremos analizar y comentar una noticia relacionada indirectamente con el consumo de drogas.

Habitualmente medimos las consecuencias del consumo de drogas en términos de salud personal, problemática familiar o coste sanitario. Sin embargo, un gran tanto por ciento de las drogas que utilizamos, tanto para uso sanitario como recreativo, acaban en las aguas residuales y en los ríos, desconociéndose los efectos reales que acaba teniendo este hecho sobre nuestro ecosistema. Sin embargo, un reciente experimento en el que se han usado torrentes de agua artificiales ha permitido descubrir que una baja concentración de anfetaminas es suficiente para alterar el equilibrio de algas y bacterias, que constituyen la base de los ecosistemas fluviales.

No es un hecho reciente ni desconocido que los responsables de la salud pública usen habitualmente los análisis de las aguas residuales de una ciudad para saber cuánta droga se consume en ella. Puesto que una parte de la sustancia es excretada por el cuerpo, el examen de las aguas residuales de una ciudad permite estimar el consumo global y per cápita de drogas, si el consumo de una sustancia ha variado, si aparecen nuevas drogas o las zonas donde éstas tienen mayor incidencia. Por ello, la Unión Europea, mantiene un seguimiento de las aguas residuales de más de medio centenar de ciudades para su programa de control de estupefacientes.

Recientemente, un grupo de investigadores de Estados Unidos, que tomaron muestras durante un año de seis corrientes de agua que discurrían por el área de Baltimore, han podido confirmar que, a pesar de que las depuradoras filtran buena parte de los fármacos y drogas que entran en sus tanques, su eficacia no es completa y un porcentaje de los principios activos de estas sustancias termina por llegar a los ríos.

Concretamente, lo que estos científicos encontraron fueron componentes de medicamentos y de sustancias ilegales. El paracetamol y la cafeína fueron los más abundantes, la morfina sólo fue detectada cerca de un parque urbano, y la anfetamina fue encontrada de modo significativo en cinco de las seis corrientes analizadas en el estudio.

Los investigadores se centraron en las anfetaminas por varios motivos. Por un lado, es la droga psicoactiva más consumida. Además, llega a los ríos tanto la legal, los fármacos anfetamínicos, como la ilegal, el speed, el éxtasis, la metanfetamina, el MDA, etc. Por último, no existían estudios sobre el impacto ecológico de este compuesto sobre la vida de los ríos.

Y, en una segunda parte de su investigación, los científicos recrearon las condiciones del río en el laboratorio, comprobando que la vida de los torrentes dopados era muy diferente de los no contaminados.

Los científicos llaman biopelícula a la base de los ecosistemas acuáticos, y está formada por una completa comunidad de microorganismos que desempeñan un papel esencial, ya que suministran energía y materia orgánica a la cadena alimenticia acuática. Al exponerlas a las anfetaminas, la producción de las algas se detenía y las productoras primarias de la biopelícula hacía peor la fotosíntesis, por lo que crecían menos.

Los investigadores también comprobaron otro efecto perturbador de las anfetaminas sobre las bacterias acuáticas. En ambos grupos de corrientes encontraron un número similar de especies, pero en los torrentes con la droga las especies eran distintas. Los investigadores aún investigan el porqué. En cuanto a las diatomeas, el efecto es aparentemente positivo: los ríos con la sustancia activa mostraron mayor abundancia y diversidad de estas algas.

Por último, en cuanto a los insectos, la exposición a las anfetaminas parece que estimula la emergencia de los insectos acuáticos en las corrientes artificiales, pero, como en el caso de las diatomeas, los investigadores no saben qué hace que los insectos aceleren su ciclo biológico.

Pensamos que ésta es una noticia que, aunque no afecte al tratamiento de las toxicomanías, puede ser interesante recogerla en el blog de nuestro centro de tratamiento de las adicciones porque desarrolla una interesante relación entre las drogas que consume nuestra sociedad y nuestro entorno natural, relación que también afecta a nuestra salud y a la salud del planeta.