La autopsia de Carrie Fisher detecta cocaína, éxtasis y alcohol en la sangre

La autopsia de Carrie Fisher detecta cocaína

Un informe forense afirma que Carrie Fisher tenía drogas y alcohol en su cuerpo cuando murió, aunque afirma no poder aclarar si estas sustancias pudieron provocar la muerte de la actriz.

Carrie Fisher es famosa por su interpretación del papel de la princesa Leia en la saga Star Wars. La actriz falleció a los sesenta años, el pasado diciembre, después de sufrir un paro cardiaco a bordo de un avión.

La autopsia de Carrie Fisher detecta cocaína, éxtasis y alcohol en la sangre

Según el citado informe, la actriz habría consumido cocaína hasta tres días antes de su muerte y hace referencia a la presencia en su sangre de sustancias como heroína o éxtasis.

Su familia, sin embargo, no se ha mostrado sorprendida por los resultados de la autopsia. Concretamente, para su hermano Todd Fisher, ‘no es noticia que Carrie muriera por drogas’. Y la hija de la actriz, Billie Lourd, también ha afirmado: ‘Mi madre combatió la adicción a las drogas y los problemas mentales toda su vida. Y murió por ello’ Desde su adolescencia, Carrie Fisher consumió drogas de manera constante y fue tratada por trastorno bipolar. De hecho, la actriz no escondió nunca sus problemas con los estupefacientes, de los que hablaba abiertamente en sus célebres monólogos televisivos.