El número de positivos de droga es superior al de alcohol

campaña drogas alcohol dgt

En Clínicas CITA nos hacemos eco del nuevo estudio, elaborado por la Dirección General de Tráfico, en el que pone de relieve nuevamente el problema de siempre: se sigue conduciendo bajo los efectos del alcohol y las drogas.

Según estos datos de la DGT, y extrapolando el porcentaje de los conductores detectados, podemos decir que uno de cada diez conductores ha consumido algún tipo de droga cuando se pone al volante de su coche.

Estas conclusiones se basan en los exámenes realizados a casi tres mil automovilistas durante el año pasado. Y de ellos, el número de positivos detectados por drogas superaba a los positivos de alcohol, que fueron un 3%.

Según la DGT, el número de positivos de droga es superior al de alcohol

Eso no quiere decir que la Dirección General de Tráfico minimice el papel del alcohol en los siniestros de carretera, ya que considera que sigue siendo una sustancia que está muy presente en los accidentes graves de circulación. De hecho, si tomamos como referencia la cifra de automovilistas muertos en accidente en 2015, el 29% habían ingerido alcohol y el 14% había consumido otras drogas.

Aunque, eso sí, si comparamos este informe publicado ahora con otros estudios parecidos realizados con anterioridad, observamos un incremento del consumo de sustancias prohibidas al volante. Según el estudio de 2015, el 12% de los automovilistas había dado positivo en alcohol o drogas, mientras que en 2013 el porcentaje era del 9,3%.

Y si hacemos referencia a las sustancias más consumidas, encontramos que la primera es el cannabis, que fue detectado en un 7,5% de los conductores analizados, con el agravante de que este porcentaje alcanza el 15% si contabilizamos únicamente a los conductores jóvenes de entre 18 y 24 años. La otras sustancias más consumidas por los automovilistas son la cocaína, con un 4,7%, y las drogas de diseño, con un 1,3%.

Para reducir los riesgos que este consumo supone, la Dirección General de Tráfico tiene previsto este año duplicar el número de controles que se utilizan para detectar el consumo de drogas entre los conductores.