Los recursos terapéuticos de Clínicas CITA

Clínicas CITA nació con la voluntad de atender a aquellos pacientes que hasta entonces sólo tenían la posibilidad de ser atendidos en la red pública de psiquiatría o en las comunidades terapéuticas no profesionales. Desde los primeros pacientes atendidos, muchos de ellos heroinómanos por el peso que en aquellos momentos tenía este tipo de adicción, hasta el tratamiento de las nuevas dependencias, CITA ha cambiado mucho, aunque sigue fiel a unos principios irrenunciables: que la psicoterapia y la profesionalización del personal es el único sinónimo de éxito terapéutico, que CITA no podía convertirse en una comunidad con normas despersonalizadoras, que la medicación necesaria debía ser complementada por una dirección de la cura bajo presupuestos clínicos, que la dignidad es terapéutica, que no hay grupos de patologías en los que encuadrar cada caso sino pacientes con unas problemática y unas necesidades específicas que requieren de un tratamiento personalizado, y que el abordaje psicoterapéutico debía ir acompañado de un trabajo educativo y de reinserción.

Con el tiempo y con el cambio del perfil de nuestros pacientes, CITA fue creando nuevas estructuras para poder atender necesidades específicas, grupos de edad problemáticos, pacientes que sin una subvención no podían ser atendidos en nuestra red de centros, pacientes con una patología psiquiátrica acompañando una adicción, usuarios que soportaban con dificultad el paso de un tratamiento residencial de larga estancia a sus obligaciones y que requerían de una estructura a medio camino, pacientes de otros países que escogían CITA para dejar sus adicciones y que estaban preocupados por seguir un tratamiento en su propia lengua. Todas estas situaciones han exigido un esfuerzo que nos ha obligado a crecer estructuralmente y que nos ha permitido crecer también como centro capaz de poder atender a cualquier tipo de pacientes de una manera específica, integral y satisfactoria.

En esta búsqueda de la excelencia terapéutica, además de la psicoterapia individual y de grupo, fuimos pioneros en introducir en el programa terapéutico los talleres artísticos y psicoeducativos, las sesiones de yoga y meditación y la equinoterapia asistida por equinos, actividades que han compartido miles de pacientes.

Hace algunos años empezaron a llegar a Clínicas CITA pacientes de varios países de Europa y de otros continentes. Algunos llegaban derivados por los contactos profesionales que CITA tiene establecido con médicos y clínicas de otros países. Otros optaban por CITA porque en sus países de origen no disponían de este tipo de recurso y porque frente a otras opciones preferían un tratamiento de menor coste económico y en un entorno con un mejor clima. Unos pocos, asimismo, ya habían sido tratados en algún centro del extranjero y en una recaída elegían conocer nuestro método de trabajo.

CITA tuvo que adaptarse a esta demanda: personal con distintos idiomas para ofrecer información sobre la clínica y el tratamiento, acompañantes, educadores y terapeutas con dominio del idioma nativo del paciente, traductores simultáneos para las terapias individuales y de grupo, clases de español para aquellos pacientes que quisiesen aprender el idioma durante su estancia en la clínica, tecnología para poder traducir simultáneamente a varios pacientes de distinto origen en un mismo grupo terapéutico, etc…

CITA dispone asimismo de acompañamientos profesionales cualificados (psicólogos y enfermeros) y otros servicios opcionales: múltiples talleres, clases particulares de equitación en pista y exterior, cursos de doma natural, tratamientos de estética, actividades deportivas (pádel y spinning) dirigidas por entrenadores y personal trainer, sesiones de yoga, chi kung y tai chi, masaje terapéutico, tratamiento de osteopatía estructural, visceral y sacro-craneal, o tratamiento de medicina tradicional china.

Comparte en redes sociales      
Share

Tags: , , ,