centro-desintoxicacion-ee

El significado emocional de algunas enfermedades – Contenido de los talleres del centro de desintoxicación CITA

En el centro de desintoxicación CITA realizmos numerosos talleres, aquí compartimos el contenido de uno de ellos.

La garganta

‘Es duro de tragar’. Indignación.

Protegerse (del frío o de la hostilidad). El niño inseguro.

Separada de la cavidad bucal –la lengua y los dientes- por el velo del paladar, la faringe es una cavidad/encrucijada por la que pasan a la vez los alimentos y el aire. A ambos lados se sitúan las amígdalas, que constituyen un sistema de defensa; como dos guardianes que protegen la entrada.  A partir del velo del paladar, la deglución escapa al control de la voluntad. Así que la garganta es la última defensa que uno tiene antes de aceptar lo que se ‘traga’ en sentido literal y figurado.

Simboliza defensa y protección en un medio hostil. La faringitis, lo mismo que la amigdalitis, es una reacción de defensa que se desarrolla con más facilidad en un contexto alérgico, sobre todo en los niños. Así que la agresión y la protección se encuentran asociadas a la garganta igual que lo están con la alergia. ‘Tápate bien la garganta’, le dice la mamá a su hijo con el deseo de protegerlo.

Las cosas ‘entran’ a través de la faringe, y a través de ella se ‘expresan’. En la cólera contenida, ambos aspectos están ligados. La faringitis, como cualquier otra inflamación dolorosa, evoca ira. La faringe, que es una encrucijada entre los alimentos y el aire, habla de que nos cuesta ‘tragar algo’, o tal vez de una persona a la que no hemos sabido ‘responder’ y a la que no ‘tragamos’. También habla del placer de ‘saborear’ un discurso en el que uno ha podido ‘relamerse’ de gusto, aunque después se le haya hecho ‘un nudo en la garganta’. Cuando alguien nos cuente una habladuría, tal vez lo mandemos amablemente a ‘hacer gárgaras’; es la vertiente agradable de la indignación.

Las flemas en la garganta, sobre todo las que resultan de una faringitis crónica, podrían hablar de antiguas emociones de cólera o pena que nunca han sido eliminadas del todo y nos estorban con su mucus pegajoso. Observemos que las faringitis crónicas están asociadas con frecuencia a trastornos intestinales (del intestino grueso), que no hacen sino traducir la dificultad que tenemos para ‘eliminar’ de nuestro Yo esas experiencias desagradables.

Comparte en redes sociales      
Share

Tags: , , , ,