El Captagón, la droga de los terroristas.

El Captagón, conocido como la ‘droga de los yihadistas’, es un estimulante que genera ausencia de dolor y empatía y que por tanto deshumaniza. Por eso puede servir tan bien a quienes han de entrar en combate o buscan cometer un acto terrorista.

Se comenta que la tomaron los terroristas que provocaron el último atentado ocurrido en París y que los supervivientes del ataque describieron a los yihadistas como sujetos emocionalmente muy fríos, que mataban sin pestañear.

El Captagón está formado por una mezcla de anfetaminas (clorhidrato de fentilina) y cafeína que, consumida junto a otras sustancias, inhibe el dolor y la sensación de miedo, y además aumenta el sentimiento de fuerza absoluta.

A este respecto, sin embargo, la organización Energy Control ha publicado una nota de prensa aclarando que el consumo de este producto no va ligado imperativamente al yihadismo y que el captagón fue un fármaco creado en los años 60, utilizado para el tratamiento de la hiperactividad y la narcolepsia, y consumido en comprimidos. La fenetilina, de acción estimulante, era el compuesto activo de este medicamento hasta que su producción fue prohibida en los años 80. Desde esta prohibición, los análisis realizados a decomisos de comprimidos de Captagón producidos ilegalmente han mostrado que están compuestos por combinaciones de anfetamina, metanfetamina y cafeína. Por lo tanto, actualmente, Captagón es el nombre popular por el que se conocen los comprimidos de anfetamina con cafeína y nada tiene que ver con su origen (el nombre comercial de un fármaco). En España no se han detectado este tipo de comprimidos.

Comparte en redes sociales      
Share

Tags: , , , ,