centro desintoxicacion

Centro de desintoxicación y deshabituación de Clínicas CITA: Llamar a la adicción por su nombre

Un hombre de cincuenta años yace gravemente enfermo. Tiene los pulmones destrozados por un enfisema. Sin embargo, y por increíble que parezca, le está pidiendo a su mujer un cigarrillo. El tabaco le trajo al hospital y seguramente acabará con él. ¿Por qué no deja de fumar? ¿Por qué no lo dejó hace 30 años cuando ya se sabían los efectos del tabaco sobre su organismo?

No hace falta hablar de la heroína cuando queremos reflexionar sobre las consecuencias a largo plazo de una adicción. Nuestra sociedad hace diferencias artificiales y engañosas sobre los distintos tipos de drogas dando la falsa impresión de que la nicotina y el alcohol, al ser legales, son menos peligrosos y causan menos adicción que las drogas ilegales. Lo mismo ocurre cuando utilizamos palabras más suaves para describir “hábitos” y no adicciones, llamando fumadores empedernidos a los adictos a la nicotina, bebedores excesivos a los adictos al alcohol o cafeteros a los adictos a la cafeína.

La nicotina, el alcohol y la cafeína muchas veces ni siquiera son consideradas drogas y pocas veces se incluyen en la llamada “guerra contra las drogas”. El uso frecuente de frases como “el alcohol y las drogas” o “el tabaco y las drogas” refuerza esta idea. La objeción a este tipo de frases no es una mera cuestión de lenguaje, ya que el uso incorrecto de lenguaje configura y refuerza modos incorrectos de pensamiento. De hecho, no hay base en la ciencia biomédica para calificar de un modo diferente la adicción a las drogas legales.

Fármaco es cualquier agente químico que afecta a una función biológica. Los fármacos se han usado tradicionalmente para tratar o prevenir la enfermedad. Unos actúan en el cerebro, otros en otros órganos y algunos en varias partes del cuerpo a la vez. Una droga es un fármaco que actúa en el cerebro alterando el humor, los procesos de pensamiento o la conducta. Nada en los fármacos como tales, incluso en las drogas psicotrópicas, hace que a la gente le gusten o trae de obtenerlas. Si embargo, hay algo especial en algunas drogas psicotrópicas. Estas drogas adictivas se definen por el hecho de que se auto-administran, sin prescripción médica, repetida, compulsiva, e incluso autodestructivamente.

Las drogas adictivas plantean peligros a la salud de los consumidores y amenaza también a los no consumidores. El problema de la adicción es muy complejo, con múltiples causas, múltiples estrategias preventivas y múltiples tratamientos.

Las drogas adictivas se distribuyen en varias familias, que difieren unas de otras en la química, en los efectos en la conducta, en la toxicidad a largo plazo y en la probabilidad de desarrollo de un patrón de uso compulsivo. Cada una afecta a la química del cerebro de un modo diferente, de modo que los rasgos de estas familias de drogas tienen implicaciones obvias en la prevención, el tratamiento y la política social.

Comparte en redes sociales      
Share

Tags: , , , ,