centro-de-desintoxicacion-cita

Centro de desintoxicación – Las nuevas cajetillas de tabaco

En el centro de desintoxicación queremos compartir que el día 20 de mayo entró en vigor la nueva Directiva Europea sobre Productos del Tabaco, que exige la duplicación de las advertencias sanitarias en las cajetillas. Las tabacaleras tendrán, a partir de este momento, un período transitorio de un año para que fabricantes y minoristas puedan agotar las existencias. Cuando se apliquen estas medidas, la advertencias ocuparán el 65% de la superficie de los envases en lugar del 40% como hasta ahora, y los lemas no aparecerán en la parte inferior del paquete sino en la superior.

Además , se incorporaran: un nuevo mensaje sobre el fondo amarillo, con una dirección web de ayuda para dejar de fumar; tres nuevos juegos de pictogramas, con 14 imágenes en cada juego, que deben ir rotando; y nuevas advertencias en los laterales de las cajetillas de cigarrillos, que ocuparán un 50% de sus superficies, con los textos ‘Fumar mata’ y ‘El humo del tabaco contiene más de 70 sustancias cancerígenas’. Por otro lado, desaparece la mención ‘Las autoridades sanitarias advierten’ y la impresión de los niveles de nicotina, alquitrán y monóxido de carbono, pero se mantiene la obligación de medición y notificación a las autoridades competentes. Asimismo, desaparecen los envases con menos de 30 gramos de tabaco para liar y el tabaco para liar y los cigarrillos con aromas característicos (olor y sabor) como vainilla o chocolate, los productos con vitaminas o aditivos como cafeína, taurina o con propiedades colorantes. Como excepción, los cigarrillos y tabaco para liar mentolados podrán seguir vendiéndose hasta mayo de 2020.

Tomar esa decisión no ha sido fácil para el Consejo de Ministros de la Unión Europea, que en 2014 aprobó la directiva tras un intenso debate sobre la idoneidad de adoptar el empaquetado genérico o, como finalmente ha ocurrido, aumentar la visibilidad de las advertencias sanitarias. Al respecto, Sanidad señala que el empaquetado genérico es otra opción que se habrá de estudiar en el futuro, tanto en España como en otros países europeos.

Esta medida no gusta, sin embargo, a la patronal del tabaco. La Mesa del Tabaco cree que la medida no va a reducir el consumo ni impedir el acceso a los menores, porque no hay ninguna evidencia científica que lo demuestre. A su juicio, y partiendo de la base de que se trata de un producto legal y estrechamente regulado, la medida es desproporcionada y dura, aunque consideran que hubiera sido peor adoptar el empaquetado genérico, que considera una medida radical e ineficaz. Para la patronal, el tabaco es el producto más gravado, ya que el 80% del precio de una cajetilla son impuestos, es un sector del que viven 61.000 personas en España, y es el quinto contribuyente del Estado con más de 9.137 millones de euros de ingresos a las arcas públicas a través de los impuestos. La posibilidad de que se introduzca el empaquetado genérico supondría, en cambio, abrir la puerta a la falsificación y al contrabando de productos sin control sanitario, tendría una consecuencia nefasta en la recaudación por un incremento del tabaco de contrabando, y provocaria además un mayor acceso de los menores al tabaco no controlado. Para la Mesa del Tabaco, lo que hace la medida es reducir el poco espacio que ya le queda a la marca, y, por tanto, reduce el derecho de información del consumidor con un producto legal.

La patronal no niega los efectos nocivos para la salud que tiene fumar, pero parte de la base de que se trata de un producto legal y estrechamente regulado, y recuerda que el fumador ya está informado de estos efectos en la cajetilla. Cree asimismo que España ya cuenta con una avanzada regulación para el control del tabaco, con la prohibición total de consumo en lugares públicos y de trabajo, prohibición total de la publicidad y del patrocinio e importantes restricciones en cuanto a lugares de venta para alcanzar la efectiva protección del menor.

Por último, la patronal argumenta que en Australia, único país que ha introducido este tipo de cajetilla en 2012, los datos muestran un reducción en el consumo de tabaco semejante a la reducción ocurrida en otros países que no cuentan con el empaquetado genérico, y que, por el contrario, este tipo de empaquetado ha provocado un incremento del contrabando del 25%, produciendo además un incremento del 36% en la tasa de fumadores menores de edad como consecuencia de este aumento del contrabando.

 

En el centro de desintoxicación queremos compartir que el día 20 de mayo entró en vigor la nueva Directiva Europea sobre Productos del Tabaco, que exige la duplicación de las advertencias sanitarias en las cajetillas. Las tabacaleras tendrán, a partir de este momento, un período transitorio de un año para que fabricantes y minoristas puedan agotar las existencias. Cuando se apliquen estas medidas, la advertencias ocuparán el 65% de la superficie de los envases en lugar del 40% como hasta ahora, y los lemas no aparecerán en la parte inferior del paquete sino en la superior.

Además , se incorporaran: un nuevo mensaje sobre el fondo amarillo, con una dirección web de ayuda para dejar de fumar; tres nuevos juegos de pictogramas, con 14 imágenes en cada juego, que deben ir rotando; y nuevas advertencias en los laterales de las cajetillas de cigarrillos, que ocuparán un 50% de sus superficies, con los textos ‘Fumar mata’ y ‘El humo del tabaco contiene más de 70 sustancias cancerígenas’. Por otro lado, desaparece la mención ‘Las autoridades sanitarias advierten’ y la impresión de los niveles de nicotina, alquitrán y monóxido de carbono, pero se mantiene la obligación de medición y notificación a las autoridades competentes. Asimismo, desaparecen los envases con menos de 30 gramos de tabaco para liar y el tabaco para liar y los cigarrillos con aromas característicos (olor y sabor) como vainilla o chocolate, los productos con vitaminas o aditivos como cafeína, taurina o con propiedades colorantes. Como excepción, los cigarrillos y tabaco para liar mentolados podrán seguir vendiéndose hasta mayo de 2020.

Tomar esa decisión no ha sido fácil para el Consejo de Ministros de la Unión Europea, que en 2014 aprobó la directiva tras un intenso debate sobre la idoneidad de adoptar el empaquetado genérico o, como finalmente ha ocurrido, aumentar la visibilidad de las advertencias sanitarias. Al respecto, Sanidad señala que el empaquetado genérico es otra opción que se habrá de estudiar en el futuro, tanto en España como en otros países europeos.

Esta medida no gusta, sin embargo, a la patronal del tabaco. La Mesa del Tabaco cree que la medida no va a reducir el consumo ni impedir el acceso a los menores, porque no hay ninguna evidencia científica que lo demuestre. A su juicio, y partiendo de la base de que se trata de un producto legal y estrechamente regulado, la medida es desproporcionada y dura, aunque consideran que hubiera sido peor adoptar el empaquetado genérico, que considera una medida radical e ineficaz. Para la patronal, el tabaco es el producto más gravado, ya que el 80% del precio de una cajetilla son impuestos, es un sector del que viven 61.000 personas en España, y es el quinto contribuyente del Estado con más de 9.137 millones de euros de ingresos a las arcas públicas a través de los impuestos. La posibilidad de que se introduzca el empaquetado genérico supondría, en cambio, abrir la puerta a la falsificación y al contrabando de productos sin control sanitario, tendría una consecuencia nefasta en la recaudación por un incremento del tabaco de contrabando, y provocaria además un mayor acceso de los menores al tabaco no controlado. Para la Mesa del Tabaco, lo que hace la medida es reducir el poco espacio que ya le queda a la marca, y, por tanto, reduce el derecho de información del consumidor con un producto legal.

La patronal no niega los efectos nocivos para la salud que tiene fumar, pero parte de la base de que se trata de un producto legal y estrechamente regulado, y recuerda que el fumador ya está informado de estos efectos en la cajetilla. Cree asimismo que España ya cuenta con una avanzada regulación para el control del tabaco, con la prohibición total de consumo en lugares públicos y de trabajo, prohibición total de la publicidad y del patrocinio e importantes restricciones en cuanto a lugares de venta para alcanzar la efectiva protección del menor.

Por último, la patronal argumenta que en Australia, único país que ha introducido este tipo de cajetilla en 2012, los datos muestran un reducción en el consumo de tabaco semejante a la reducción ocurrida en otros países que no cuentan con el empaquetado genérico, y que, por el contrario, este tipo de empaquetado ha provocado un incremento del contrabando del 25%, produciendo además un incremento del 36% en la tasa de fumadores menores de edad como consecuencia de este aumento del contrabando.

 

Comparte en redes sociales      
Share

Tags: , , ,