clinica-desintoxicacion-verguenza

La expresión de la vergüenza

Interpretaciones que suscitan sentimientos de vergüenza

  • Creer que nuestro cuerpo (o una parte) es demasiado grande, demasiado pequeño o no tiene las dimensiones correctas.
  • Pensar que somos malos, inmorales o que algo marcha mal en nosotros.
  • Pensar que no hemos alcanzado las expectativas que nosotros mismos nos hemos impuesto.
  • Pensar que no hemos alcanzado lo que los demás esperan de nosotros.
  • Pensar que nuestra conducta, pensamientos o sentimientos son tontos o estúpidos.
  • Juzgarnos como inferiores, no tan buenos como los demás.
  • Compararnos con los demás y pensar que somos unos fracasados.
  • Creer que nadie nos puede querer.

Experimentar la emoción de la vergüenza

  • Dolor en el interior del estómago.
  • Sensación de terror.
  • Llorar, sollozar.
  • Cara roja.
  • Querer esconderse o cubrirse la cara.
  • Nerviosismo, inquietud.
  • Sensación de ahogo, sofoco.

Expresarse o actuar bajo la influencia de la vergüenza

  • Cubrirse la cara, esconderse, retirarse de toda conversación.
  • Inclinar la cabeza, ‘arrodillarse’ ante los demás.
  • No mantener la mirada. Vista al suelo.
  • Evitar a la persona a la que hemos herido o a la gente que sabe que hemos hecho algo mal.
  • Postura decaída.
  • Pedir disculpas todo el tiempo.
  • Pedir que nos perdonen.
  • Hacer regalos. Intentar compensar la transgresión.
  • Intentar reparar el daño causado, arreglar el problema, cambiar los resultados.

Efectos secundarios de la vergüenza

  • Evitar pensar acerca de la transgresión, bloquear todas las emociones.
  • Llevar a cabo actividades impulsivas, de distracción, para despistar la mente o la atención.
  • Creer que uno es deficiente.
  • Propósitos de cambio.
  • Despersonalización, experiencias disociativas, insensibilidad o shock.
  • Ira intensa, tristeza u otras emociones negativas. Aislamiento, sentirse alienado.
Comparte en redes sociales      
Share

Tags: , , ,